Jornada de convivencia en el Breo para preparar la cita vital ante el Gipuzkoa

Los jugadores participaron en actividades de escapismo y comieron juntos


Lugo .

Los medios de comunicación se sorprendían hace unos meses cuando el seleccionador nacional de fútbol, Luis Enrique, llevaba a sus pupilos a una sala de escapismo en las que los dividía en grupos para que superaran los distintos retos y se acostumbraran un poco más a resolver problemas en grupo y trabajar en equipo.

Lo que parecía una gran novedad ya no lo es tanto en el seno del Cafés Candelas Breogán, que hace más de un año ya llevó a cabo una experiencia similar con toda la plantilla en una sala de escapismo o escape room de la ciudad.

El motivo de poner en marcha esta iniciativa es el mencionado antes, fomentar el trabajo en equipo y el buen rollo entre los integrantes de la plantilla, apostando también por realizar actividades en conjunto al margen de partidos y entrenamientos.

Jugadores y cuerpo técnico se dividieron en tres grupos, dos de 7 integrantes y uno de 6, para participar en tres de las actividades que propone la sala lucense Hype Escape Room.

La más inocente, aunque también tiene su miga, es la que se desarrolla con los populares dibujos animados de Los Simpson. Los participante en la actividad tuvieron que resolver varios enigmas para recuperar a la hija menor de la popular familia americana, Maggie, que había sido secuestrada. El tiempo para desentrañar este secuestro era de una hora y los participantes lograron resolverlo antes, demostrando su habilidad para resolver situaciones complicadas.

La siguiente sala las cosas se complicaron y, aunque nadie duda de la fortaleza y valor de jugadores y cuerpo técnico breoganista, la verdad es que en algún momento pasaron algún que otro apurillo en forma de susto en una sala habitada por el espíritu de una mujer fallecida en 1976 tras un largo internamiento en el psiquiátrico de Castro y que se negaba a abandonar la casa. El miedo que pasaron en algún momento se transformó inmediatamente en carcajadas cuando alguno de los participantes comenzó a encontrar parecidos al espíritu con algún colegiado de la Liga Endesa o con algún rival, sobre todo los gigantes que suelen moverse habitualmente debajo del aro. Todos reconocieron también que les preocupaban, que no asustaban, más los rivales con los con los que se miden cada fin de semana que los espíritus de la habitación Asylum.

Una vez que pusieron a prueba la resistencia de sus corazones afrontaron el tercer y último reto, consistente en pasar por un carrusel de emociones trepidantes en una estancia en la que estuvieron dentro de una de las películas de acción y aventura más apasionantes, Jumanji. Los jugadores también demostraron que están en un excelente estado de forma para superar retos tan movidos en los que se enfrentan a todo tipo de animales de distintos tamaños.

Mesa y mantel

La jornada matutina de convivencia fue valorada positivamente por todos los participantes, pero todavía faltaba lo mejor, la comida de confraternidad en un restaurante lucense en la que todos disfrutaron de mesa y mantel y dejaron claro que si tuvieran que repetir se inclinaban más por las buenas carnes y pescados que por el el susto, aunque recomendaron.

Los responsables del equipo son más que conscientes de que una gran parte de las opciones de permanencia del equipo en Liga Endesa pasan por lograr resultados positivos primero este sábado a las 18.00 horas en la pista del colista, Gelteco Gipuzkoa, y luego en la próxima jornada frente al Fuenlabrada. Saldar estos compromisos son sendos triunfo supondría dar una paso de gigante para consolidarse como equipo ACB.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Jornada de convivencia en el Breo para preparar la cita vital ante el Gipuzkoa