Corredor atlántico, la oportunidad para que Lugo se suba al tren del siglo XXI

Los especialistas destacan que la voluntad política será clave para que la provincia se reenganche


lugo / la voz

Lugo hace años que perdió el AVE. No solo cuando el Gobierno de Aznar apostó por la entrada a Galicia de la alta velocidad a través de Ourense en detrimento de Monforte, sino que la crisis, la falta de voluntad política y el tiempo perdido acabaron por enterrar un sueño que campaña tras campaña fue apareciendo en el imaginario lucense.

A punto de entrar en la tercera década del siglo XXI se abre otra oportunidad para que Lugo abandone el siglo XIX y se enganche al vagón ferroviario: el corredor atlántico, un sistema mixto de transporte de viajeros y mercancías para conectarse con Europa y la Meseta a través de una línea ferroviaria modernizada y rápida (velocidades entorno a los 200/220 kilómetros hora) y donde la capital lucense y, sobre todo, Monforte, podrían ser fundamentales.

En la mesa redonda que organizó el pasado miércoles en la Diputación la plataforma Lugo... non perdas o tren se pusieron encima de la mesa las necesidades reales de la provincia en materia ferroviaria. El más claro en su exposición fue el secretario general del Eixo Atlántico, Xoán Vázquez Mao, quien además de ofrecer diagnosis y soluciones fue explícito en la necesidad de una voluntad política.

Mao hizo un llamamiento a no caer en debates localistas, como ocurrió con los tres aeropuertos gallegos y su falta de competitividad con respecto al de Oporto, y defendió que Galicia debe apostar por Monforte como nudo logístico de las mercancías que salgan de los puertos de A Coruña, Ferrol y Vigo. Recordó que estos competirán en el futuro con otros puertos europeos para captar las mercancías que provengan de América y de Asia (al pasar el Canal de Panamá) y para ello el corredor atlántico será fundamental.

El error de los 3 aeropuertos

«Queremos tres saídas para dispersar as mercadorías, como pasa cos aeroportos? Galicia xógase o futuro porque o problema non é de norte-sur, senón atlántico-mediterráneo e hai que apostar por un nudo cara Europa que é Monforte, quedando Ourense para as mercadorías cara a Meseta». Mao recordó la batalla que hubo en su momento entre dos alcaldes del PP, Nazario Pin de Monforte, apoyado por el PPdeG, y Manuel Cabezas, de Ourense, apoyado por Madrid, para ver quién conseguía la entrada del AVE a Galicia. «Gañou a batalla Madrid, pero entón xa se consensuou que Monforte levaría as mercadorías».

En este contexto, y tras haber sido aprobada la financiación europea necesaria, Mao indicó que la línea A Coruña/Ferrol-Lugo-Monforte, con su derivación a Ponferrada-León y a Ourense, sería mixta. «Lugo non precisa dun AVE, senón dun tren mixto con velocidades punta de 200 km/h que permita tempos competitivos e con custes realistas para o mantemento con fondos públicos».

Para ello, destacó el proceso de electrificación puesto en marcha por la presidenta de Adif, la lucense Isabel Pardo de Vera, y la necesidad de construir las variantes de Rubián y de Os Peares, «claves para que o AVE que chegue a Ourense non obrigue a baixar aos viaxeiros, se poda segregar unha unidade e así facer o percorrido ata Lugo en menos de 50 minutos». También indicó la necesidad de mejorar las condiciones de la vía Lugo-A Coruña. Y para finalizar apostó por la Intermodal de Lugo, no solo porque lo financia y lo marca la Unión Europea en sus directrices, sino que la nueva estación va unida a la reforma de la red ferroviaria.

Mejora interior de Galicia

El ingeniero y estudioso Xoán Carlos Fernández también destacó el potencial que tiene la red lucense para el tráfico de mercancías y cómo se pueden aprovechar las reformas en las líneas para el traslado de viajeros, pero para ello invocó a la necesidad de que la Xunta se siente con Fomento y Renfe para diseñar horarios y servicios comarcales que hagan atractivo el recorrido «e enganchen aos mozos, como pasa co tren da Coruña a Vigo». Además, Fernández puso en valor como se mejoraron las cifras de pasajeros con solo dos nuevos servicios de Lugo a Madrid y pidió que los seis trenes diurnos que cubren la línea Madrid-Ourense tengan continuidad hacia Lugo.

Lugo, posición estratégica

Por su parte el ingeniero César García recordó la importancia ferroviaria que tuvo Monforte y Lugo desde el siglo XIX pero que se fue perdiendo en favor de la línea Ourense-Santiago. Este exprofesor de Caminos ve en el corredor atlántico la oportunidad para que Lugo vuelva a ser estratégico, recordando que el viaje desde Ferrol a Irún a través de Monforte es casi 100 kilómetros más corto que desde Ourense. Además, la línea que enlazaría Lugo con León mejoraría la conexión con Cataluña.

«Los tiempos actuales son inasumibles, se necesita una reforma de la línea desde Betanzos hacia Lugo-Monforte, con electrificación para velocidades entre 160 y 220 km/h y mejoras que permitan trenes de mercancías de hasta 800 metros». Destacó el potencial económico que podría tener la terminal de mercancías de As Gándaras.

Los empresarios lucenses advierten: «Non pedimos un tren digno, senón que o esiximos»

En el debate del miércoles, que fue moderado por la alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, contó con el apoyo de la CEL. Uno de sus consejeros, Jorge Somoza, fue muy claro en sus argumentos: «Sen infraestruturas un pobo non medra, e Lugo leva quince anos marxinada, candos os fondos europeos en vez de haberse investido onde se necesitaban foron para onde está o capital, que sempre busca resultados, e o poder está alí onde está o capital».

Somoza hizo un repaso por las carencias en infraestructuras que sufre la provincia, sin conexiones por carretera rápidas de Lugo con Santiago y Ourense, sin una vía rápida que vertebre el sur provincial «e coa zona máis produtiva da provincia, a do norte, que segue illada». Somoza fue muy claro con respecto al tren: «Nunca pedimos ir en Porsche, pero si non circular por un tren do século XIX», y recordó la oportunidad que supone el corredor atlántico para las mercancías, «porque a día de hoxe nin sabemos onde está o Porto Seco de Monforte». Finalizó con un llamamiento: «Non pedimos un tren digno, o esiximos, e se hai que saír á rúa, haberá que facelo, porque a xente nova estase a marchar e senón se fan as inversións necesarias, Lugo e Galicia non terán futuro».

No descartan movilizaciones

Al igual que el representante de los empresarios lucenses, el presidente de la Federación de Asociacións de Veciños, Jesús Vázquez, indicó que la plataforma Lugo... non perdas o tren defendió en la calle con manifestaciones y pancartas la mejora ferroviaria de la provincia y que volverá a hacerlo si no se cumplen los compromisos que se han puesto sobre la mesa en el último año. «Temos dereito a ter un tren do século XXI e ímolo conseguir», señaló Vázquez.

El debate -con el aforo del salón de actos de la Diputación completo y que superó las dos horas de duración-, lo cerró la alcaldesa de Lugo, quien abogó «por non seguir perdendo o tempo, logo de moitos anos perdidos, e non nos podemos quedar atrás». En este sentido, puso en valor la presentación del anteproyecto de la estación intermodal, «que por segunda vez o poñemos enriba da mesa os socialistas, porque nas melloras ferroviarias a vontade política é imprescindible, e nós o temos demostrado. As necesidades son as mesmas, aínda que gobernen outros», declaró la alcaldesa socialista.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Corredor atlántico, la oportunidad para que Lugo se suba al tren del siglo XXI