El ADIF puede remodelar A Ponte da Chanca, pese a estar protegida

Es posible colocarle catenaria y someterla a obras mayores o de nueva planta


lugo / la voz

La catalogación del viaducto da Chanca como elemento protegido en el Plan General de Ordenación Urbana, no supondrá un impedimento para la mejora de la línea férrea entre la capital lucense y Ourense, que plantea el ADIF. El administrador de infraestructuras ferroviarias puede hacer obras de nueva planta en el puente e incluso está permitida su ampliación. La colocación de una catenaria, si finalmente llega a ejecutarse la electrificación de la vía, parece que tampoco sería un gran problema porque la estructura dispone de sitio para la instalación de los postes correspondientes.

La ficha que tiene el puente en el PXOM de Lugo estipula que en el mismo puede hacerse cualquier obra destinada a la adecuación a las condiciones actuales de uso, «con la reforma de elementos en mal estado de conservación o las obras necesarias para aumentar la capacidad portante del puente si fuera necesario».

Hay algunas advertencias en el documento aprobado en su momento: «En cualquier tipo de obra -destaca la ficha- se tendrá en cuenta no solo la necesaria reforma del elemento en sí, sino las características ambientales del conjunto, quedando prohibida toda actuación que conlleve una modificación sustancial del entorno del puente».

La documentación correspondiente a este puente, datado en 1874, destaca que se permiten obras destinadas a consolidar las características intrínsecas del puente, «aconsejándose especialmente la reposición de elementos constitutivos de la tipología original que se hayan perdido o sido alterados; para ello se emplearán los materiales existentes, evitándose expresamente el uso del ladrillo y en el caso de las juntas de hormigón para evitar problemas de retracción y rotura de similares».

El pasado miércoles, el portavoz del grupo municipal del BNG, Rubén Arroxo, planteó la necesidad de saber cuáles eran los planes de Fomento y el ADIF para el viaductos de A Chanca porque entiende que la estructura puede condicionar la modernización de la vía y el futuro de la intermodal.

Dos estructuras del siglo XIX que son claves

Dos estructuras del siglo XIX son claves aún en la actualidad para que Lugo tenga ferrocarril. Se trata del túnel de Oural y el puente de A Chanca. Si en algún momento se cierran por cualquier tipo de incidencia, la capital quedará aislada por ferrocarril del resto del país. Va para 150 años que no hay ninguna inversión de gran relevancia en la línea, con la excepción de la variante de Pobra de San Xiao que tardó por lo menos diez años en realizarse. En el tramo de Lugo a A Coruña, ni tan siquiera se suprimieron todos los pasos a nivel. La seguridad de algunos aún está siendo mejorada ahora con señales luminosas, como es el caso del de San Alberte, en las cercanías de Baamonde.

La decadencia de la línea se refleja también en el abandono de las estaciones por parte de su propietario. En el trayecto a Monforte solo abre la de Sarria (y no los domingos) y en sentido A Coruña, a veces, hay personal en la de Guitiriz, debido a la falta de servicios y viajeros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El ADIF puede remodelar A Ponte da Chanca, pese a estar protegida