El Breogán recibirá al Baskonia con varios jugadores entre algodones

LUGO

Cvetkovic, MIllsap, Salva Arco y Sergi Vidal apenas entrenaron durante la semana

07 mar 2019 . Actualizado a las 19:16 h.

El Cafés Candelas Breogán afrontará su cita de la Liga Endesa del próximo domingo a partir de las 17.00 horas frente al Baskonia con numerosos problemas por las molestias físicas que padecieron varios jugadores durante la semana.

Millsap no pudo entrenar hasta el momento por problemas en su espalda, idéntico problema al que sufre Cvetkovic desde hace tres semanas, mientras que Sergi Vidal y Salva Arco sufren dolores de rodilla y tampoco entrenaron con normalidad. De todos ellos la baja que parece más probable es la del norteamericano, ya que el resto deberían de estar en condiciones para enfrentarse el cuadro vasco.

La buena noticia en el seno del equipo es que Lucio Redivo ya está en condiciones de jugar. «No está al 100%, pero sí para lo que sabemos que puede dar. Ya descansó y por lo tanto podrá jugar sin problema», puntualizó Natxo Lezkano, quien también explicó que con Norel es preciso ir «poco a poco» para no dar un paso atrás y correr el riesgo de que el jugador sufra una recaída.

Natxo Lezkano definió a su próximo rival como «un grande de Europa al nivel del Madrid o del Barcelona que este año organizará la Final Four, por lo que vamos a afrontar un partido en el que a todos nos encanta participar y que si hace un año nos dijeran que iba a disputarse en el Pazo estaríamos felices».

Mantenerse vivos

El conjunto vasco parte como favorito en este compromiso, en el que el propio preparador local reconoció que para que su equipo tenga opciones los visitantes no pueden estar a su mejor nivel. «Es un encuentro muy complicado en el que nosotros estamos condicionados a hacer todo bien y estar al máximo y esperar que ellos no tengan el día. Una de las claves será que seamos capaces de mantenernos vivos hasta el tramo final para poder tener alguna opción».

El hecho de que el equipo vasco juegue esta tarde un duro compromiso de competición europea ante el Kimkhi ruso no supondrá una desventaja para ellos, según Natxo Lezkano. «Son gente que están muy acostumbrados a partidos de la máxima exigencia y que se exigen al máximo en cada partido y en cada entrenamiento. Además el viaje que hacen es corto y tampoco les pasará factura», concluyó el entrenador breoganista.