Breogán y Obradoiro luchan por el cetro del básquet galllego

LUGO

Carlos Castro

Los breoganistas precisan vencer para alejarse de la zona peligrosa de la tabla

02 mar 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Cafés Candelas Breogán y Obradoiro disputan esta tarde a partir de las 18.00 horas en el Multiusos do Sar el derbi gallego de la Liga Endesa, una cita que los aficionados de ambos equipos buscan de inmediato cuando sale el calendario de la ACB y de la que están dispuestos a disfrutar al máximo esta tarde.

El encuentro supone una jornada especial para el baloncesto gallego, cuyos aficionados nunca habían podido disfrutar hasta el momento de los enfrentamientos entre estos equipos en la máxima categoría del baloncesto nacional, ya que ambos nunca habían coincidido en la ACB. El único precedente por tanto de este duelo en la cumbre solo es el partido de ida disputado en el Pazo y en el que la fortuna sonrió a los lucenses en uno de sus mejores partidos de la temporada.

La lectura del partido en lo que al plano táctico se refiere parece a priori demasiado simple dentro de la complejidad del baloncesto moderno. Expertos y también neófitos dan por sentado que el principal argumento para ganar del cuadro local es su acierto en los lanzamientos desde el perímetro, sobre todo desde la línea de tres puntos. Por contra, el potencial de los visitantes y sus opciones de sacar adelante el partido pasan por su dominio en el juego interior.

Tiro exterior y rebote

Los propios entrenadores también coincidieron en señalar como claves estos parámetros y así Natxo Lezkano no dudó en afirmar que para su equipo será vital controlar a los tiradores del rival será clave, algo que lograron en la primera vuelta, al mismo tiempo que ve a los dos equipos más maduros y por lo tanto espera que haya otras claves. Por su parte, Moncho Fernández tampoco ocultó que la batalla por el rebote será «una de las grandes del partido», para apostillar como su rival que «no será la única».

Un aspecto del que se ha hablado mucho durante la semana fueron las ventanas FIBA, que impidieron a ambos entrenadores disponer durante la semana de la totalidad de jugadores y por lo tanto preparar el partido en las condiciones que hubieran querido. En este apartado ambos equipos sufrieron contingencias, ya que los compostelanos cedieron a 4 jugadores para jugar con sus selecciones y los lucenses a 3.

El otros condicionante que afecta directamente a la cita de esta tarde es que llega tras un parón de tres semanas por la Copa del Rey y la jornada de selecciones, por lo que será una incógnita conocer el estado de forma en el que ambos equipos retoman la competición. El obligado reposo pilló al Obra en su mejor momento de forma de la temporada, tanto de juego como de resultados, y al Breo con dudas, pero tras lograr una victoria vital ante el Murcia.

En lo que a la presión que supone para ambos el resultados, es evidente que los de la capital de Galicia pueden afrontar la cita con una mayor tranquilidad al acumular en su casillero 9 triunfos, 2 más que un Breo que precisa vencer para asentarse en el medio de la tabla y dar un paso adelante muy importante hacia la permanencia.

Bajas en los lucenses

El Cafés Candelas Breogán se presentará en la pista del Obradoiro con las ausencias de Henk Norel y Dragisevic, ambos lesionados. El resto de efectivos de la plantilla están en disposición de ser utilizados por Natxo Lezkano.