Lara Méndez obtiene un 81,6 % de notoriedad frente a un 44,7 % de su rival Ramón Carballo

La alcaldesa de Lugo recibe malas notas entre los votantes en blanco y los abstencionistas en el 2015


La alcaldesa de Lugo, Lara Méndez, juega con ventaja con respecto a sus rivales políticos del 26 de mayo. Y es que la encuesta de Sondaxe para La Voz constata que su conocimiento entre los encuestados es del 81,6 %, muy por encima del resto: Ramón Carballo, del PP (44,7 %); Rubén Arroxo, del BNG (41,9 %); Carlos Portomeñe, de ACE (37,5 %); Olga Louzao, de Ciudadanos (26,7 %) y Cristina Pérez Herráiz, de Lugonovo (23, 7 %). El grado de conocimiento no significa mayores apoyos, pero sí ayuda a poder llegar a más número de posibles electores.

Las notas que reciben los candidatos son de suspenso, salvo en el caso del nacionalista Arroxo, que alcanza el 5,22. Con respecto a la encuesta de Sondaxe de la primavera pasada, la alcaldesa obtuvo la misma nota, mientras que Portomeñe, Louzao y Arroxo suben, y Cristina Pérez baja hasta el 3,88. Ramón Carballo, que en el anterior sondeo aún no era candidato, obtuvo ahora un 4,54.

Los votantes del 2015 ponen buenas notas a sus candidatos, destacando lo bien parados que salen Carballo (6,31) y Arroxo (7,42). Destaca las malas notas que recibe Lara Méndez de los lucenses que se abstuvieron, votaron en blanco o a otras formaciones hace cuatro años. En las filas de la oposición, son los votantes de Lugonovo los más críticos con la regidora, mientras que los del BNG son más generosos. Esta situación es recíproca, porque los votantes socialistas valoran a Arroxo pero dan peor nota a la candidata de Lugonovo que al líder del PP. En muchos votantes del PSOE sigue escociendo el veto de la marea lucense a López Orozco, mientras que valoran algunos acuerdos puntuales con el BNG.

En cuanto a la ocupación, Lara Méndez y Carballo no reciben muchos apoyos entre la clase trabajadora y autónoma, pero sí entre los estudiantes y las personas que realizan labores en el hogar. Es este colectivo el más generoso en sus valoraciones de todos los candidatos locales, cuyas notas son las que salvan la media, salvo en el caso de Arroxo que recibe en general buenas notas y, por lo tanto, aprueba.

 

Los lucenses entre 45 y 64 años, los más descontentos con los políticos

Ayer sábado La Voz de Galicia publicaba la primera parte de la encuesta de Sondaxe ?que tendrá mañana una tercera entrega? en la que se analizaban los datos sobre la valoración general de la ciudad con respecto a hace cuatro años y la acción tanto del gobierno como de la oposición.

El descontento y el pesimismo era latente en las respuestas de los encuestados, pero había una franja de edad en la que el enfado y cabreo era una constante. Lo mismo sucede si se analizan los datos de la valoración de los candidatos de las fuerzas políticas para el 26 de mayo. Los lucenses entre 45 y 64 años son demoledores en sus apreciaciones sobre los líderes políticos de la ciudad. Incluso Rubén Arroxo, que aprueba en el cómputo general, recibe en este apartado un suspenso, con un 4,91.

Los lucenses entre 45 y 64 años son quizás los que más bagaje electoral llevan a sus espaldas, son la mayoría de los asalariados, funcionarios y autónomos de la ciudad y, por lo tanto, la franja social que más puede sufrir el hastío social. Por contra, los mayores de 65 años ya no son tan críticos, siendo especialmente significativos el 4,81 de Lara Méndez y el 4,89 de Ramón Carballo. En esta franja de edad tanto Rubén Arroxo como Carlos Portomeñe (ACE) salen con aprobados. Tampoco la franja de lucenses entre 30 y 44 años califican mal a los candidatos (salvo en el caso de Cristina Pérez, de Lugonovo). Olga Louzao, de Ciudadanos, aprueba con 5,08. Precisamente la concejala del partido naranja sube de nota con respecto a la primavera pasada, pasando del 3,75 de entonces al 4,35 de ahora. En cambio la candidata de Lugonovo sufre el desgaste de la valoración, pasando del 4,22 del mayo pasado al 3,88 de la encuesta de ahora.

El centro aprueba a Méndez

En cuanto a las valoraciones en función de la zona de la ciudad en la que reside el encuestado, sucede lo mismo que en las respuestas sobre el estado general de la ciudad (ver La Voz del sábado). Los lucenses del centro histórico y de la zona este de la ciudad aprueban tanto a Lara Méndez como a Ramón Carballo, así como a Arroxo.

Pero en cambio en los barrios de la zona oeste (los pegados al río Miño) la alcaldesa sufre un desgaste de popularidad (nota de 3,75), mientras que el popular Ramón Carballo solo llega a un 3,46 en los barrios del sur, zonas tradicionalmente de votantes de izquierda. Lara Méndez recibe en esta parte de la ciudad un 4,20 y el ganador, con holgura, es Rubén Arroxo con un 5,47 de nota.

En la zona rural, Méndez sí aprueba y el popular Carballo se queda con un 4,83 y Louzao, un 4,89. Curiosamente es en esta parte del municipio donde el nacionalista Rubén Arroxo obtiene su mejor nota con un 5,64.

Los lucenses suspenden al gobierno local con un 4,06, pero la oposición saca aún peor nota: 3,9

Suso Varela

Los votantes del centro de la ciudad de Lugo son los más satisfechos con los políticos

Los lucenses muestran sus descontento con la clase política lucense, hasta el punto de que tanto el gobierno como la oposición suspenden. Los socialistas obtienen una nota media del 4,06 mientras que la oposición del 3,94. Además, como se puede comprobar en los gráficos y en la información de la página 3 de La Voz de Galicia de hoy, en la valoración de los líderes políticos, salvo Rubén Arroxo del BNG que saca una nota del 5,22, el resto de candidatos a las elecciones de mayo suspenden.

Analizados los datos por los votantes de hace cuatro años, los socialistas con un 5,17 aprueban la gestión del gobierno local, siendo los más críticos los votantes de Lugonovo. Pero también los electores castigan a la oposición de manera uniforme. En el ámbito del voto en blanco, la abstención y los que eligieron a otros partidos que no obtuvieron representación son los más críticos tanto con el gobierno del PSOE como con la labor de la oposición, con lo que se demostraría el descontento de esta franja de electores, que reafirman así su decisión de hace cuatro años. La pregunta es saber cuántos de esta franja de electores descontentos seguirán sin acudir a las urnas o usarán su papeleta como castigo a los grandes partidos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Lara Méndez obtiene un 81,6 % de notoriedad frente a un 44,7 % de su rival Ramón Carballo