Reivindican el «románico esquecido» de la Ribeira Sacra con visitas guiadas

Una jornada reclamó la declaración como BIC de numerosos monumentos de la zona


monforte / la voz

Cerca de un centenar de personas participaron ayer en una jornada reivindicativa del patrimonio histórico de la Ribeira Sacra organizado por la asociación cultural O Sorriso de Daniel cuyo objetivo era protestar contra la exclusión de numerosos monumentos de la reciente declaración de este territorio como bien de interés cultural (BIC) por parte de la Xunta. Durante el período de presentación de alegaciones de esta declaración, el colectivo solicitó la inclusión de una serie de monumentos que no figuraban en el catálogo de bienes culturales elaborado por la Consellería de Cultura, pero esta petición no fue tenida en cuenta. Los responsables de la entidad explicaron recientemente que desde la Xunta les indicaron que esta solicitud sería tomada en consideración más adelante.

La jornada, que los organizadores denominaron «Xeira polo románico esquecido da Ribeira Sacra», comenzó por la mañana con una visita guiada a la iglesia románica de San Xillao de Lobios, en el municipio de Sober. En este lugar se presentó un calendario editado por la asociación que recoge imágenes de algunos de estos monumentos realizados por la fotógrafa Soledad Felloza. La publicación de este calendario fue definida por sus promotores como un «acto de desagravio».

Las actividades de la jornada continuaron con una visita a la iglesia de San Vicente de Pinol, situada igualmente en Sober, y a las ruinas de la iglesia de San Pedro de Cela, en el municipio de O Saviñao. Este último recorrido se llevó a cabo a primera hora de la tarde.

Llamamiento

En la convocatoria de la jornada, la asociación recordó el discurso pronunciado recientemente por su presidente, Antonio Dieter Moure, al recibir el premio Cultura Galega, en el que pidió «que o románico da Ribeira Sacra se deixe de ver como adxectivo na candidatura a Patrimonio da Humanidade». El colectivo también indicó que uno de los motivos de esta protesta es la consideración de que «non hai románico maior nin menor».

En las alegaciones que presentó a la declaración de la Ribeira Sacra como BIC, O Sorriso de Daniel solicitó la concesión de esta figura de protección a a un total de 55 monumentos que no cuentan con ella y que están repartidos por los municipios de Carballedo, Castro Caldelas, Chantada, Monforte, Nogueira de Ramuín, Pantón, Paradela, Portomarín, Ribas de Sil, O Saviñao, Sober, Taboada, Parada de Sil, A Teixeira y A Pobra de Trives. En su mayor parte, estos monumentos son iglesias románicas, pero en la lista elaborada por el colectivo figuraban también el oratorio de O Cotillón, en Pantón -de probable origen paleocristiano- y el museo de arte sacro de Monforte.

Un patrimonio cuya defensa ha sido una constante desde la fundación del colectivo

La defensa del patrimonio románico de la Ribeira Sacra ha sido una constante para O Sorriso de Daniel desde la fundación de esta entidad, en marzo del 2010. Menos de un año después, en febrero del 2011, la asociación organizó una concentración de protesta para reclamar la restauración del antiguo palacio episcopal situado junto a la iglesia románica de San Paio de Diomondi -en el municipio de O Saviñao-, cuya fachada sufrió un derrumbe el 29 de diciembre del 2010. La rehabilitación de este edificio de origen medieval no se completó hasta diciembre del 2015.

Por otro lado, el colectivo ha criticado reiteradamente el estado de ruina y abandono del monasterio medieval de San Paio da Abeleda, en el municipio de Castro Caldelas, que figura desde hace años en la «lista roja» del patrimonio en peligro de la asociación Hispania Nostra. Los socios de O Sorriso de Daniel han realizado en varias ocasiones operaciones de limpieza de la maleza que invadía el edificio.

Asimismo, la asociación editó durante varios años calendarios con fotografías de los monumentos románicos más significativos de la Ribeira Sacra a fin de llamar la atención sobre el valor de este patrimonio. El calendario de este año fue editado después de que se supiese que las alegaciones de O Sorriso de Daniel no habían sido atendidas. En la nueva publicación figuran, entre otras, las iglesias San Pedro de Portomarín, Santa María de Piñeira -en Taboada- y Santiago de Requeixo, en Chantada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Reivindican el «románico esquecido» de la Ribeira Sacra con visitas guiadas