La provincia sufre varios incendios forestales en los primeros días del año

El de O Courel declarado ayer por la tarde quedó extinguido por la noche y afectó a unas 30 hectáresas y hace una semana ardían otras diez de monte raso en Muras


MONFORTE, LUGO / LA VOZ

El incendio forestal declarado ayer por la tarde en el municipio de Folgoso do Courel quedó extinguido a primera hora de la noche y, según una primera estimación oficial calcinó aproximadamente treinta hectáreas de monte en la parroquia de Noceda. Es el cuarto incendio forestal que se produce en esa misma zona en solo siete días. 

La zona en la que se declaró el incendio está entre las aldeas de Noceda y Teixeira. Se trata de la zona más al norte del municipio de Folgoso do Courel, cercana al límite con el de Pedrafita do Cebreiro. El de ayer es el cuarto incendio forestal que se produce en esta misma zona de O Courel en los últimos siete días, y el más grande de todos ellos. Los otros tres se registraron en el monte de roca caliza conocido como Taro Branco, situado también en Noceda, y en las parroquias de Vilela y Miraz.

La práctica totalidad del municipio de O Courel forma parte de la Red Natura y goza de protección legal por su importancia ecológica. Esta zona entre Noveda y Teixeira es además de especial valor ambiental porque gracias a las condiciones de su suelo calizo crecen plantas como las orquídeas, que no se ven en otras áreas.

El incendio se declaró a las dos y media de la tarde y la Consellería de Medio Rural hacía pública a las seis su primera estimación de superficie afectada. En aquel momento, los recuentos sobre el terreno apuntaban a que las llamas habían consumido a esas horas alrededor de veinte hectáreas. A las siete y media de la tarde, la consellería anunciaba que el personal al mando del dispositivo de extinción daba por controlado el fuego y aproximadamente una hora después informaba de su extinción. Por lo tanto, el incendio permaneció activo durante seis horas.

En los trabajos de extinción participaron cuatro brigadas de bomberos forestales, ayudados sobre el terreno por un camión motobomba y desde el aire por un helicóptero. Un agente medioambiental coordinó el operativo de extinción.

Primer incendio del año en Muras 

El primer incendio del año en la provincia afectó a diez hectáreas de monte raso. Se declaró el miércoles de la semana pasada, en la parroquia murense de O Burgo, en una zona cercana al concello de Xermade, y se extinguió unos minutos después de las diez de la noche. Según informaciones de la Consellería do Medio Rural, en la extinción trabajaron dos agentes, tres brigadas y una motobomba. El incendio era visible desde parrroquias de Xermade y desde la carretera LU-540 (Viveiro-Cabreiros).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La provincia sufre varios incendios forestales en los primeros días del año