Tres empresas optan al nuevo albergue de la Protectora que abrirá en verano

El procedimiento de adjudicación de las obras finalizará en un mes


lugo / la voz

Los problemas del albergue de la Sociedad Protectora podrían quedar solventados antes de este verano. En tres o cuatro meses podrían estarían rematadas las obras de ampliación de las instalaciones de Muxa, según las previsiones que tiene la Diputación Provincial, que es el organismo que financia y promueve los trabajos. El nuevo establecimiento para animales dispondrá de nuevos caniles y también otra serie de mejoras que redundarán en el bienestar de perros y gatos, los animales más numerosos en la instalación.

La obra salió a licitación con un presupuesto de 345.000 euros. En total, se presentaron tres empresas, pero por el momento no se reunió la mesa de contratación para tomar una decisión al respecto.

«O proceso de adxudicación podería estar rematado no prazo dun mes, aproximadamente. Logo existen outros dous máis para a execución dos traballos», informaron fuentes del equipo de gobierno de la Diputación Provincial, quienes indicaron que el organismo siempre había estado pendiente de la Protectora. Recordaron la visita efectuada el pasado verano por parte del presidente de la institución, Darío Campos, que es veterinario de profesión.

«Nos últimos anos a colaboración nosa coa Protectora superou os 470.000 euros. Dentro deste orzamento inclúense os 345.000 euros que o executivo provincial destina nesta anualidade para ampliar e rehabilitar as instalacións existentes, así como garantir manutención de animais; así como 103.000 que se investiron nos últimos anos cos que se ampliaron en catro hectáreas as instalacións pois antes só dispoñían de 3.000 metros», expresaron ayer fuentes próximas a la presidencia.

«Hay veces que seis perros están hacinados en una jaula», destacan algunos voluntarios

Durante estos días de frío y, debido a las malas condiciones de las instalaciones, los perros y gatos estuvieron a cinco grados bajo cero durante muchas horas. Cuentan algunos voluntarios que muchos canes tienen problemas debido a la humedad e incluso los hay que tienen muy poco pelo por lo que aguantan peor el frío.

«Si, las mantas son necesarias, los cartones, el serrín... Pero no olvidemos que se humedecen, que se mojan y que, en poco tiempo, ya no sirven. El problema hay que atajarlo de raíz y pasa por unas nuevas instalaciones. Nuevos caniles, más amplios y con la posibilidad de tener lámparas de calor para noches extremas como las de los últimos días. Y de esa ampliación, de esa obra, lleva hablándose diez años, pero no da llegado. Hay veces que la situación es extrema porque llegan a hacinarse hasta seis perros en algunas jaulas de reducido tamaño», expresó ayer una voluntaria de la sociedad.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Tres empresas optan al nuevo albergue de la Protectora que abrirá en verano