Por qué no deberías tener sexo en la primera cita


Cuando quedas con alguien la primera vez, fíjate en esto:

1. Si es amable con los suyos y su entorno. Si sabe dar las gracias cuando alguien lo atiende; si quedáis en una  cafetería o a tomar algo, fíjate en eso, hay detalles que pueden darte mucha información si estás atento. Quien se considera por encima de los demás, también podrá ir de dominante contigo.

2. ¿Te pregunta más a ti y quiere saber sobre tu vida o habla más de él? Si lleva la voz cantante en la conversación, es que es un narcisista o si le cuesta mantener una conversación, en ambos casos alguien así no sabe cuidar de otra persona.

3. Si al hablar te mira a los ojos y está centrado en ti es una persona profunda y que va más allá, o si está más pendiente del entorno o su teléfono, es muy disperso. Si te sonríe de forma franca.

4. Observa si presume de algo y eso es material, de ser así, es terriblemente inseguro.

Abstenerse de tener sexo, no solo depende de los prejuicios que te pueda ocasionar, también es tener algo de «sentido» y prudencia. Lanzarte tan pronto puede modificar el destino de una relación, desde «engancharte un montón» y no dar visto lo negativo, a no querer saber nada más.

Averigua si hay valores e intereses comunes. Dejarse llevar y acabar en la cama, varía según los intereses de cada una de esas personas, de la edad, compatibilidad aparente inicial o el grado de compromiso.

Las mujeres españolas se encuentran en la media de los países que se acuestan en la segunda cita

¿Cómo alguien como tú sigue libre? 

Lo que te respondan a esta pregunta te dará mucha información sobre la otra persona, descubrirías si tiene la capacidad para responsabilizarse de sus meteduras de pata o va de víctima, culpando al otro. Hablar de anteriores parejas no es mala idea, ya que con la forma de expresarse sobre ellos, verás su nivel de respeto y descubrirás lo que falló en su pasado, y si ha aprendido de esos errores o busca cubrir desesperado el puesto que han dejado esos antiguos amores. Pero que no toda la conversación gire sobre eso.

Si el diálogo no fluye, no fuerces, algunos temas de conversación que te pueden ayudar a conocer algo más y descubrir compatibilidades son:

1. ¿Cómo está la relación con tu familia y con tus padres? Averiguar sobre su niñez puede darte ideas de cómo es su equilibrio emocional, además de cómo se trata con su madre o padre, si no los respeta a ellos, poco te respetará a ti.

2. Sobre sus relaciones sociales y amigos, cómo describe a sus amigos es una forma de ver cómo se describe así mismo; además, si no tiene amigos es alguien raro.

3. ¿Qué le pides a una pareja? Si no sabe lo que quiere o busca poco te podrá ofrecer;  es una pregunta directa, pero muy clarificadora. Además de preguntarle el tipo de relación que desea tener y qué bases son para él o ella importantes para que funcione.

4. ¿De qué te sientes más orgulloso en la vida de haber conseguido?

¿Tener sexo o no?

Si quieres tener una relación estable, si estás seguro de que esa es la persona con la que quieres estar más tiempo que una sola noche, espera un poco, a ver cómo te sientes y de qué va el otro.

Ten presente:  

- Todo lo que las dos partes deseen por igual, está bien hecho. Lo que no te guste, háblalo.

- No te lances si tienes un mínimo de dudas. Tu actitud depende de ti, si estás abierto a nuevas experiencias y estás seguro, adelante.  

- Expresa lo que quieres y satisface tus necesidades.

- Practica sexo seguro. Usa preservativos para no contraer ninguna enfermedad o tener un embarazo no deseado. 

- Sé tú mismo, haz lo que quieres y piensas con conciencia.

- No llegar al orgasmo la primera vez es normal, ya que la falta de confianza puede frenar el disfrute, pero si ambos deseáis repetir es un indicativo de que las cosas van bien.

- No siempre los hombres desaparecen tras tener sexo en la primera cita, también la mujer lo puede hacer. Quien tiene verdadero interés y atracción, mostrará todavía más.

Si después de una primera cita no te llaman, aunque hayáis funcionado bien, incluso si surgió sexo, no te hagas cábalas mentales de lo que pudo pasar; a lo mejor no se quiere comprometer o tiene otros asuntos por atender, también podría estar esperando que seas tú quien dé ese paso. Recuerda que todo lo que fluye con naturalidad y comunicación es el camino correcto, y todo lo que te genere un exceso de ansiedad o inquietud, control o posesión, o no ver las cosas claras o existe demasiado misterio, no es sano.

https://www.facebook.com/ana.castroliz

https://www.linkedin.com/in/anacastroliz-psicologa/

https://twitter.com/anacastroliz

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Tags
Comentarios

Por qué no deberías tener sexo en la primera cita