Lugo centro y A Mariña sostienen el declive demográfico de la montaña, el interior y el sur

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

LUGO

XAIME RAMALLAL

La capital, Outeiro, Foz, Burela, Trabada, Ourol y O Valadouro, únicos concellos donde subió el censo

03 ene 2019 . Actualizado a las 13:09 h.

El INE acaba de publicar el padrón municipal a 1 de enero del 2018 y la provincia, como era de esperar, ha perdido 2.307 habitantes, quedando la cifra definitiva en 331.327. La variación relativa fue negativa (0,69 puntos), entre las diez más bajas de España. El dato de población oficial ya se queda antiguo según el propio INE, que de forma provisional publicó hace dos semanas las cifras a 1 de julio del 2018 y la población ya era de 329.954.

Las cifras definitivas a 1 de enero del 2018 son importantes porque con ellas se estipulan los porcentajes de ingresos que aporta el Estado a los concellos y se define el número de concejales para las elecciones del 26 de mayo. Pero si ambos conceptos son decisivos para el desarrollo de la política municipal, las cifras de población en la provincia vuelven a mostrar unas tendencias que se van calcando año tras año.

Solo 7 concellos han aumentado su población con respecto al año anterior (ver tabla adjunta). Cuatro de ellos lo llevan consiguiendo en la última década y tres son circunstanciales. Lugo capital sube 30 vecinos, tras la bajada del 2017, y supera los 98.000. Outeiro de Rei sigue superando con los 5.000 censados (+30). Burela continúa creciendo (42 más) y Foz alcanza los 10.002 habitantes. Luego están los casos puntuales de Trabada (+4), Ourol (+2) y O Valadouro (+2).