Los rolletes de Fin de Año

Nochevieja es una fiesta mágica donde puede surgir tener un buen sexo esporádico


Salir de fiesta la noche de Fin de año puede ofrecerte una multitud de posibilidades a la hora de ligar y que termines triunfando. Si sales de fiesta puede ser para ti una velada larga e inolvidable llena de candidatos o candidatas «por conocer». Si estás «emparejado» puedes tener garantizado «el polvo» post-campanadas, después de tomar las 12 uvas, o quizás por el cansancio te irás pronto para cama y lo tengas a la mañana. Pero en la mente de la mayoría de las personas, en edad de tener «una vida erótica festiva activa», lo que les gustaría que sucediera durante esas primeras horas del nuevo año es ligar.

Transformación

Esa noche dos cosas son importantísimas: la «chapa y pintura», es decir, cuando uno se trasforma gracias al maquillaje (generalmente las mujeres) y la ropa, en otra persona diferente a lo que es el resto del año.

Luego también se tiene en cuenta:

La ropa interior: los chicos con slips rojos y para ellas no pueden faltar el encaje de ese color.

Y oler bien, fumigarse bien con el mejor de los perfumes, de esos que aguanten mínimo 10 horas y así garantizar esa aventura.

Hola, ¡Feliz Año!

Con copa en mano y cotillón en la otra, todos se vuelven más cariñosos, combinación imprescindible si quieres ser el más «majo» del local. Esa noche saludas con dos besos: «Hooola, Feliz Año, muack y muack». El cambio de año supone un «reset» bestial de las relaciones personales; luego te pasa en dos días el efecto, pero en ese momento vivirás en un «oasis de felicidad» donde todo el mundo es maravilloso.

Con la excusa de felicitarte el nuevo año, cualquiera se te arrima, abraza o besa. Los locales están repletos, haces cola en todas partes; para dejar el abrigo, pedir copas o ir al wc, no importa, ¡todo el mundo se alegra de verte!, parece que todos están de cumpleaños y te quieren invitar a algo.

Si te pierdes de tus amigos, ¡no pasa nada!, esa noche cualquiera puede ser tu mejor amigo. El alcohol hará que estés tan desinhibido y abierto a la vida social que lo pasarás bomba.

Así que pon atención a lo que ingieres y la cantidad, no tienes que demostrar que eres mejor que nadie. Además, el alcohol inhibe la respuesta sexual, y si realmente lo que quieres es más tarde triunfar, ¡modérate!

Con la música a todo trapo, las luces intermitentes y la gente bailando, no propicia a que sea el mejor lugar para encontrar al amor de tu vida, pero sí para conocer a gente y poner a prueba tu dominio de las relaciones sociales.

Si lo que quieres es ligar, te recomiendo lo siguiente:

Fija objetivo y mantén mirada. Capta la atención de la persona que te interesa controlando el espacio, es decir, acércate y ponte enfrente, transmite seguridad mediante tu lenguaje corporal: espalda erguida, cabeza alta y mirada seductora y, sobre todo, sonríe.

Acércate y toma el primer contacto. Si te encuentras con su mirada, vas por buen camino. Preséntate primero, dile cómo te llamas y luego pregúntale su nombre, invítalo a o invítala a bailar, y arranca la conversación sin prisas. Usando mucho tu sonrisa, y enseñando tus manos al moverlas. Integra tu grupo de amigos con el suyo, muéstrale interés, si os entendéis todo irá sobre ruedas, y si no, habrás conocido a una persona nueva.

Sexo casual

Si surge una aventura sexual en esa noche, acompáñala de protección, usa preservativo, y si no te encuentras con gran parte de tu conciencia a favor, no hagas nada y zanja el encuentro postergándolo para otro momento si te interesa esa persona. Acabas de comenzar un nuevo año y seguro que existen más oportunidades, no tienes que vivir tan intensamente en una sola noche.

A nadie le gustaría que la noche terminara de «estrella fugaz», que es cuando un caballero muestra su potencial de forma breve, quizás influenciado por el nerviosismo o estrés del momento, así que intenta vivir el momento presente lo mejor posible sin demasiadas expectativas, marcando tu ritmo y diciendo lo que sí quieres y lo que no para evitar sorpresas o males peores de esta experiencia.

Si tienes sexo, que sea con sentido común y consentido por ambas partes. Si logras lanzarte a tener sexo casual, quizás podrías tener en cuenta estas posturas navideñas:

El Reno: versión de cuatro patas, pero de pie; él por detrás, agarrándola por los brazos (colocados en jarra), ideal para lugares donde tengas poco espacio para la maniobra, pudiendo apoyarse en una pared.

El Rockero: mujer tumbada boca arriba y coloca sus piernas hacia atrás intentando llegar a su cabeza, el hombre se arrodilla junto a ella, coge sus piernas y las coloca alrededor de su cuello, apoyadas una en cada hombro, se entra en profundidad al punto G y garantizando un orgasmo rápido para ambos.

https://www.facebook.com/ana.castroliz

https://www.linkedin.com/in/anacastroliz-psicologa/

https://twitter.com/anacastroliz

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Tags
Comentarios

Los rolletes de Fin de Año