El Breogán ficha al alero Elijah Millsap para apuntalar la plantilla

LUGO

Es un jugador polivalente que militó en varios equipos americanos y europeos

25 dic 2018 . Actualizado a las 18:51 h.

El Breogán consiguió tras unas prolongadas negociaciones incorporar al jugador que buscaba para apuntalar la plantilla con la que tratará de consolidarse esta temporada en la ACB. El nuevo refuerzo de la entidad breoganista es el norteamericano Elijah Millsap y su fichaje fue confirmado por la entidad que preside Jesús Lázare.

Elijah Millsap es un alero que destaca especialmente por su versatilidad que le permite adaptarse sin problemas a varias posiciones en la cancha. Algunas de sus virtudes son su notable fortaleza física y la capacidad para ayudar a sus compañeros en el rebote.

Es un jugador muy completo, aunque su puesto natural es el de alero, de 1.98 metros y 31 años, por lo que cuenta con una dilatada experiencia en el baloncesto profesional.

La nueva incorporación breoganista nació en la localidad de Grambling, el estado de Luisiana, y se formó en las universidades de Luisiana y Lafayette, dos de las mejores en el baloncesto universitario de Estados Unidos. En su estreno consiguió convertirse en el novado del año. En su cierre en el básquet universitario fue nombrado integrante del mejor equipo del año cuando militaba en las filas del Alabama Birmingham.

En el apartado profesional tiene un largo periplo en las ligas de desarrollo (Tulsa 66 y Ad Fenders), antes de dar el paso a equipos asiáticos en China y Filipinas. En Israel pasó por las filas del Maccabi de Tel Aviv y el Maccabi Ashod.

En lo que compete al baloncesto profesional americano, también tuvo su oportunidad en la que llegó a militar en equipos de la D League con conjuntos de la NBA com Philadelphia, Buck y Jazz.

El perfil del nuevo jugador del Cafés Candelas encaja a la perfección con lo que buscaban sus responsables deportivos, un jugador versátil y con experiencia que puede ayudar al equipo en varias facetas, esencialmente en el juego exterior.

Una de sus grandes virtudes es que puede ayudar tanto en el juego interior por su facilidad para capturar rebotes, como en el exterior, aunque no sea en principio un jugador que destaque por su facilidad para anotar puntos.