La provincia de Lugo tiene la tasa de mortalidad más alta de España

La edad media de parto de las mujeres sigue subiendo, hasta situarse en los 32,3 años


lugo / la voz

Cada infome que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre población en España es un sopapo en toda la cara a la situación demográfica que sufre la provincia de Lugo. Las últimas cifras sobre el movimiento natural de la población, publicadas ayer a 1 de enero del 2018, ponen a la provincia lucense a la cabeza de España en tasa bruta de mortalidad, o lo que es lo mismo, la proporción de personas que fallecen respecto al total de la población en un período de tiempo, en este caso todo el 2017. La tasa de Lugo es de 15,56 defunciones por mil habitantes, seguida de Zamora con 15,23 y de Ourense con 15,14. El dato de Lugo supone más de la mitad de, por ejemplo, provincias como Málaga (7,7), Las Palmas (6,6) o Almería (7,2), en el extremo opuesto.

Para comparar con otros años, la tasa de mortalidad en Lugo en el 2016 ya había llegado al 15,51, mientras que hace una década era de 13,9 y en 1997 fue de 13,38. La tendencia es que suba, con lo que según los estándares que marca la ONU en Lugo ya se entra en fase de moderada, al igual que ocurre en países subdesarrollados. Pero el dato tan negativo de Lugo no se debe a las malas condiciones de vida o sanitarias de sus habitantes sino a una falta de relevo generacional.

El pasado año fallecieron en la provincia de Lugo 5.174 personas, 2.570 eran hombres y 2.604 mujeres. La proporción de fallecidos varones es siempre dominante hasta los 81 años. A partir de esa edad ya fallecen más mujeres que hombres en la provincia. La edad con mayor número de defunciones fue la de 86 años, con 245 personas. Por la contra, hubo un menor de un año y dos niños de un año que murieron. El siguiente tramo de fallecidos en Lugo ya fue un chico de 14 años.

Pero si los datos de fallecidos sitúan a Lugo a la cabeza de España por su tasa de mortalidad, los nacimientos para nada palían las defunciones. Si en el 2017 murieron 5.174 personas con residencia en alguno de los 67 concellos de la provincia, los nacimientos fueron 2.082, con lo cual hubo un desfase negativo de 3.092 lucenses.

La tasa bruta de natalidad, que mide la fecundidad de un territorio en un espacio de tiempo, en Lugo se sitúa en 6,26 nacidos por mil habitantes. La tasa de fecundidad de las mujeres lucenses está en los 32,2 años. En el 2016 fue de 31,8; hace una década, 28; y en 1997 se situaba en 24,9 años. La conclusión es clara, cada vez se retrasa más en Lugo la edad para tener hijos.

25 bebés con madres de más de 45

De los 2.082 nacimientos del 2017, la edad con mayor número de partos fue 34, con 169 bebés. Pero se registraron, por una parte, tres nacimientos con niñas de 15 años, otros tres con 16 y 10 con 17 años; mientras que por el extremo opuesto hubo ocho partos con lucenses de 45 años, otros ocho con 46 años, cinco con 47 y dos niños con madres a los 48 y otros dos a los 49. Hubo más nacimientos con madres a los 40 años (65) que con 27 años (60 niños). Y como dato curioso, el pasado año se produjeron 33 partos con dos niños, siendo las madres con mayor edad las que tienen que afrontar el nacimiento de gemelos o mellizos. De los citados 33, 21 fueron en mujeres entre los 35 y los 49 años, tres de ellos entre los 45 y los 49.

Aumenta la esperanza de vida

La tablas de mortalidad que hizo públicas el INE destacan que sigue en aumento la esperanza de vida de los lucenses que nacieron en el 2017, situándose en los 82,98 años; frente a los 82,5 en el 2016; los 81,1 en el 2007; los 78,49 de 1997; los 76,80 de 1987; y los 73,3 de 1997. Casi diez años de diferencia durante cuatro décadas, lo cual habla bien sobre la mejora de las condiciones de vida en la provincia. La tasa de casi 83 años de Lugo es de las más altas de España, donde sí destacan los casi 85 años que se registran en las provincias de Castilla y León y Ourense. Por la contra, la menor esperanza de vida se sitúa en Andalucía, por debajo de los 80 años.

Y como ejemplo de que la esperanza es cada vez mayor en Lugo, la media de tiempo de vida de las personas con 65 años es de 21,2.

Baja el número de matrimonios, mientras que sube el de personas del mismo sexo

Envejecimiento de la población y baja natalidad no dejan de marcar otro tipo de parámetros que hacen de la provincia un lugar por encima de las medias en España. El número de matrimonios cada vez es menor con respecto a hace 20 años, y no solo por un cambio en los roles de la pareja convencional hasta 1997, sino precisamente a la pérdida de población entre los 25 y los 55 años.

El pasado año se registraron 1.067 matrimonios (15 más que en el 2016), de los 14 fueron entre personas del mismo sexo (7 parejas hombres y 7 mujeres), frente a solo siete en el 2016. Hace diez años, en Lugo hubo 1.146 bodas, cinco del mismo sexo (cuatro hombres y una pareja de mujeres); mientras que en 1997, aún sin la nueva ley de matrimonio, se registraron 1.322 bodas en la provincia, 255 menos que el pasado año.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La provincia de Lugo tiene la tasa de mortalidad más alta de España