Colas en la ciudad por una mala planificación de las obras

Los conductores sufren cortes por obras en República Argentina y a la vez en la parte paralela de la N-VI


Las obras de mejora del pavimento o la conservación de las carreteras son muy necesarias. Otra cuestión es cuándo se ejecutan y el modo en el que se realizan. Un ejemplo de falta de coordinación entre Administraciones se puede comprobar estos días en la ciudad.

Hace una semana, el Concello de Lugo anunciaba que desde el pasado lunes y hasta este sábado se iban a desarrollar los trabajos de pavimentación de los dos carriles de la Ronda República Argentina en sentido ascendente, muy deteriorados en el último año.

En el plan de tráfico diseñado incluso se hablaba de corte total durante tres horas de la ronda cuando los trabajos lleguen hasta la confluencia con la avenida de Magoi. Mientras esto sucede, los conductores ha tenido que esperar tras largas colas por uno de los carriles habilitados.

Ante el panorama de tener que estar retenidos en una cola en la conocida como segunda ronda, numerosos lucenses que querían circular desde la Ronda do Carme hacia Acea de Olga, avenida de Madrid o San Fiz, decidieron utilizar la tercera ronda, que no deja de ser la N-VI, circunvalación de la ciudad. Pero la sorpresa que se han encontrado es que esta vía nacional, desde el balneario y hasta la confluencia con Alfonso X, tiene cortado estos días también un carril porque los operarios están podando las amenazantes ramas de la ladera junto al arcén. Estas labores, de una vía que depende del Ministerio de Fomento, están causando en determinados momentos del día retenciones y colas ya que los dos carriles que se habilitaron para transitar son muy estrechos. Incluso, los vehículos pesados apenas cogen por la vía y algunos tiran los conos, entorpeciendo la marcha del resto de vehículos.

Ante esta situación, los conductores lucenses se preguntan si no se podrían haber puesto en coordinación tanto el Concello como Fomento a la hora de desarrollar trabajos que, por otra parte, son muy necesarios, pero quizás en diferentes tiempos y momentos del año.

Mientras esto no ocurra, quizás los lucenses se tendrán que armar de paciencia o buscarse una alternativa para atravesar la ciudad. Eso sí, la primera ronda, la de la Muralla, no parece la mejor al ser obligatorio circular a 30. Visto el panorama, solo queda que para la próxima ocasión sí haya acuerdo entre las partes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Colas en la ciudad por una mala planificación de las obras