Rotonda de Alfonso X con la N-VI: Aún a la espera de la entrega de terrenos

El Gobierno confía que en breve se resuelva el problema y precisa que está redactando el proyecto


LUGO / La VOZ

Un ejemplo de la percepción de que para los ciudadanos las administraciones están alejadas de sus demandas o que las peleas políticas y la burocracia retrasan cuestiones que parecen eternizarse es la prometida y programada rotonda entre Alfonso X y la N-VI.

En el año 2015, el Gobierno del PP anunciaba, con los presupuestos del 2016 en mano, que en ese año empezaría la construcción de la citada rotonda, y para ello ya consignaba un millón de euros. Es evidente que ese millón por Lugo no vino y parece que en breve plazo seguirá así, aunque hay buenas intenciones.

En una respuesta de este mes del Gobierno a una pregunta del diputado de En Marea por Lugo, Miguel Anxo Fernán Vello, seguimos instalados en el discurso de hace casi dos años pero con un pequeño matiz: «En relación con el asunto interesado, se señala que no se dispone aún de la totalidad de los terrenos necesarios para poder llevar a cabo la citada actuación, que deben ser puestos a disposición del Ministerio de Fomento tanto por parte de la Diputación de Lugo como por parte del Ayuntamiento de Lugo. En reuniones mantenidas recientemente entre el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento de Lugo se ha tratado este tema con el objeto de poder solucionar a corto plazo la disponibilidad de terrenos. El proyecto se encuentra en su fase final de redacción».

Seguridad vial

Al igual que sucedió con el conflicto del puente blanco o el anuncio de recuperar el plan de una gran intermodal, la buena sintonía socialista entre Gobierno y Concello podría desatascar una obra muy solicitada debido al alto peligro de seguridad vial que supone el actual enlace de la N-VI, al punto que tras varios accidentes graves, la velocidad de paso se tuvo que bajar a 60 por hora. Eso sí, por muy buenas relaciones que haya ahora entre ambas Administraciones, si finalmente no se aprueban los presupuestos del 2019, este tipo de obras, que no tienen planificaciones plurianuales, se pueden ver comprometidas.

En octubre del año 2016, el Ministerio de Fomento ya se quejaba de que estaba esperando a que tanto Concello como Diputación le cediesen los terrenos de su titularidad para hacer la glorieta, mientras que desde el Concello se quejaban de que solo le habían facilitado «unhas fotocopias» y pedían una planimetría, ya que tuvieron que acudir al Catastro y al Rexistro da Propiedad para dejar clara la propiedad de las varias parcelas que se verían afectadas y unificar todo en una única finca. La intención del Gobierno Central es crear un tercer carril desde el puente blanco hasta la glorieta, lo que afectaría a parte del Parque do Miño, y solucionar en parte un paso por el que diario circulan entorno a 25.000 vehículos.

Este debate entró de lleno en la campaña electoral del 2015 y seguro que volverá en la del 2019. Por aquel entonces, el candidato del BNG tiraba de ironía contra sus oponentes del PSOE y del PP: «Orozco non fixo nada en 16 anos e Castiñeira non vai levantar o teléfono».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Rotonda de Alfonso X con la N-VI: Aún a la espera de la entrega de terrenos