La gran oportunidad de Lugo para disfrutar de otro tipo de cine

«Cremos que na cidade hai xente que quere ver películas de autor e en versión orixinal», dice el promotor de dos salas en los viejos Yelmo


La noticia de que a mediados de diciembre abrirán dos salas dedicadas al cine de autor y en versión original en los antiguos Yelmo fue celebrada por numerosos lucenses en las redes sociales, cuyos comentarios fueron «ya era hora» o «por fin...». Pero cuando se habla de cine, y más si no es comercial, del dicho al trecho hay mucho trecho.

Codex Cinema, en la que está detrás del músico Eloi Caldeiro, se llama la empresa que apuesta por abrir dos salas, de 150 y 74 butacas, para exhibir esas películas que no tienen cabida en las salas comerciales, y que solo llegan a Lugo algunas a través de la Semana de Cine que organiza Fonmiñá o gracias al acuerdo entre CGAI y Valle Inclán en el Vicerreitorado.

«Creo que hai xente que busca e quere ver cine de calidade e en versión orixinal, desde lucenses digamos cunha certa idade, pasando por xente nova que se afeccionou ao cine logo de estudar noutra cidades», explica Miguel Blanco, la persona encargada de programar las películas.

Este gran amante del séptimo arte pone en marcha una utopía, traer a Lugo «ese otro cine», pero considera que han cambiado los tiempos de las multisalas así como la manera de entender el ocio. «Unha das frustracións dos cinéfilos lucenses foi ver como as películas europeas ou independentes premiadas nos festivais nunca chegaban ás nosas salas, agora por fin o público de Lugo terá as mesmas oportunidades de ver cinema de calidade que noutras capitales de España».

¿Cómo funcionarán las sesiones? Blanco indica que habrá cuatro películas al día, dos por sala, que tendrán horarios rotatorios durante al menos una o dos semanas para que el público adapte sus horarios al de las sesiones. La películas, de todo tipo de géneros y nacionalidades, y las horas se anunciarán en la web y en las redes sociales. «Así comezaremos, pero queremos que haxa comunicación co público, que nos vaian propoñendo suxerencias de mellora», explica. Miguel Blanco conoce el sector de la distribución y el modelo de éxito de los Númax en Santiago, aunque Lugo tiene una idiosincrasia diferente de la capital gallega. Confía en los cinéfilos, pero también en los profesores y alumnos de la Escola de Idiomas o los Erasmus y docentes de intercambio. «O público do cinema mudou nos últimos anos, hai que darse conta que co prezo dunha entrada case podes estar enganchado a Netflix, por iso é máis esixente e busca calidade».

En este sentido, Blanco señala que todas las películas tendrán presentaciones, debates o coloquios «para axudar a contextualizar ao público, porque creo que podemos facer que máis xente se anime a ver este tipo de películas, porque existe un pouco de medo, incluso velas en versión orixinal con subtítulos, pero temos que poñer da nosa parte, a recompensa merece a pena», explica este aficionado, hijo declarado de los pases de la Semana de Cine de Autor. Miguel Blanco, que confía que se puedan abrir las salas en dos semanas, espera que Codex Cinema «sexa un axente cultural da cidade, que esté en contacto coa realidade de Lugo. Creo que si que hai intersese, hai que intentalo», señala ilusionado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

La gran oportunidad de Lugo para disfrutar de otro tipo de cine