El Congreso pide una reforma integral de la N-VI por Outeiro de Rei

En Marea saca adelante una propuesta, apoyada por el PP y con la abstención del PSOE, para construir una rotonda, carriles de servicio y semáforos en la travesía urbana


La Comisión de Seguridad Vial del Congreso dio luz verde este martes a la proposición no de lei de En Marea para que se emprendan una reforma integral que mejore la seguridad vial en la N-VI a su paso por Outeiro de Rei. La iniciativa contó con 24 votos a favor y 9 abstenciones procedentes del grupo socialista.

Fue la diputada de En Marea Alexandra Fernández quien defendió la propuesta y pactó un acuerdo con el grupo popular. «Non foi posíbel o acordo co grupo socialista dado que non se comprometía de xeito efectivo a executar as medidas demandadas», explicaron desde En Marea.

En la proposición aprobada se pide la construcción de la rotonda en la intersección de la N-VI con el tramo de acceso a la A-6, instalar pasos peatonales, semáforos, dotación de vías de servicio, aceras en ambos márgenes y zonas de aparcamiento. También se demanda la aplicación con urgencia de una nueva capa de rodadura en la N-VI entre Rábade y el enlace con el vial provincial LU-3908 en el barrio de Buxán, para evitar accidentes debido a su grave deterioro.

«A N-VI precisa dunha reforma integral»

La diputada de En Marea Alexandra Fernández apeló a la necesidad de realizar «unha reforma integral da N-VI porque adoece de moitos tramos en mal estado ou problemáticos». Recordó que este trayecto, al igual que otros de similares características, presentan un perfil de travesías urbanas. En este sentido recordó que su grupo “nesta mesma Comisión, pediu unha proposición de En Marea para que o Ministerio fixese un estudo das estradas nacionais para delimitar os tramos que son travesías urbanas e adoptar as medidas pertinentes para adecualos como tal».

La diputada gallega  también criticó «a falla de iniciativa do anterior Goberno que reduciu calquera actuación á disponibilidade orzamentaria», y en la misma línea, criticó la enmienda presentada por el grupo socialista por carecer de compromiso concreto. 

La reforma de la N-VI a su paso por Outeiro de Rei es una vieja demanda de los conductores y vecinos de la villa, que también fue denunciada en numerosas ocasiones por los concejales del BNG en el municipio, donde hicieron demostraciones de lo peligrosa que puede llegar a ser la vía para los peatones. También La Voz de Galicia publicó numerosos reportajes sobre las graves carencias de seguridad.

«Por favor, que nos arreglen esta carretera»

Suso Varela

Los vecinos de O Corgo y Outeiro están cansados de la falta de seguridad y de sufrir el mal estado de la N-VI

La N-VI a su paso por Outeiro de Rei y por O Corgo desespera a los vecinos y conductores. Aunque hay promesas desde Fomento de arreglar la nacional desde Robra hasta Rábade, incluyendo la peligrosa travesía de Outeiro; y recientemente el Gobierno contestó a los vecinos de O Corgo que prepara un proyecto de rehabilitación entre Gomeán y Nadela, la realidad es que el firme se deteriora aún más este invierno.

«Esto está feito un desastre e tíñana que arreglar en vez de gastar os cartos noutras cousas...», explica José Pino, vecino de Robra. Mercedes, del mismo lugar, también se queja de la falta de seguridad: «Aquí o sistema para cruzar é mirar dun lado para outro, e mira que morreu moita xente», explica esta vecina, afectada en su momento porque la N-VI partió en dos la parroquia de Robra, algo que también hizo con el centro de Outeiro, dejando los colegios, el centro médico, la farmacia, la hostelería, el Concello o el centro cultural en diferentes márgenes. Llevan años esperando por medidas de seguridad (pasarelas, rotondas) que les permitan vivir tranquilos, además de padecer el mal estado del firme: «É unha vergonza como está, tiña que haber unha pasarela para cruzar e logo os baches non só a nacional, tamén da A-6. Os clientes do bar xa nos din que ‘estamos perdidos’, e non paramos de recibir queixas de que ambos firmes van a peor e non se toman medidas», explica Ángel, que trabaja en el bar Soborvila. Este local se encuentra en el cruce que une la N-VI y la A-6 y que usan numerosos camioneros. «Todos os vehículos que veñen de Begonte e Rábade, como está mal a autovía, pasan por aquí diante», señala Ángel.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Congreso pide una reforma integral de la N-VI por Outeiro de Rei