Santiago Carro: «El desayuno ideal son dos o tres huevos»

El especialista en nutrición intervino en la jornada del Craega para hablar de alimentos funcionales


Lugo / La Voz

El nutricionista y adiestrador personal Santiago Carro Varela habló ayer de los alimentos funcionales, más allá de los conceptos ecológico no tradicional, en la jornada de comercialización organizada por Craega. Carro es un defensor a ultranza del consumo de huevo, que considera el dios de la alimentación.

?¿Qué ha preparado para un auditorio mayoritariamente de productores ecológicos?

?En estas jornadas hay gente muy interesada en la salud, que estoy seguro rebusca en las etiquetas. Vamos a hablar de alimentos funcionales, que está demostrado que producen beneficios más allá de la nutrición, como por ejemplo, los que bajan el colesterol. Y, voy a aprovechar para explicar a conciencia los mitos y las realidades.

?¿Qué alimentos funcionales recomienda?

?El producto estrella, el dios de la alimentación, es el huevo enriquecido con omega 3. El huevo de por sí es un alimento completísimo, con omega tres y con proteína de alto valor, ácidos grasos y vitamina D, que es una de las que carecemos los gallegos. Detrás de la alimentación hay mucha picaresca y está la mercadotecnia. Hay una diferencia entre los alimentos fortificados y los enriquecidos. Los primeros son los que se someten a procesos de refinamiento y los segundos, a los que se le añade algo que no tiene.

?¿Ambos no cambian la esencia del alimento?

?En el caso del huevo no. Gana, porque cambias la grasa saturada y monoinsaturada, que se convierte en grasa pura insaturada, buena para el corazón al introducirle el omega 3. No es el caso de las margarinas y los yogures con fitoesteroides que bajan el colesterol hasta el 10%. Es cierto, pero el colesterol no es el único culpable de los problemas de corazón.

?¿Por qué el huevo?

?Cada huevo tiene 200 miligramos de colesterol. Ahora sabemos que comer huevos revueltos es bueno para el colesterol. Todos los animales lo hacen y los roban de los nidos porque saben que es dónde están las proteínas. Somos nosotros los que tomamos alimentos que tienen de leche lo que yo de astronauta y cereales que son todo azúcar.

?¿Qué se debe desayunar?

?El desayuno perfecto son dos, o incluso tres huevos, revueltos, con un poco de aceite, sal en roca, la del Himalaya es la mejor que hay. Se pueden comer a diario, sí a diario. De hecho, yo lo hago. Se mezclan con fruta fresca, de temporada. Lo ideal sería que pudiera incluir frutas tropicales, por las encimas digestivas. No todo el mundo sabe que tomar piña al desayuno mejora el olor corporal en las personas. Hay que desayunar como un rey y cenar ligerito y temprano. Ese es el secreto de estar delgado. ¿Por qué recomiendo ese desayuno? Porque es una comida que sacia, muy digestiva y altamente saciante.

?¿Cuál es el peor alimento enriquecido?

?Entre los peores está la leche enriquecida con calcio. La leche, de por sí ya es el alimento más rico en calcio y no hay que sobrecargarla, aunque el pretexto, los huesos, es perfecto. Para mantener el calcio son mejores los vegetales de hoja verde, en los que el calcio se hace acompañar del magnesio y del boro.

?¿Y qué opina de los ecológicos?

?Los alimentos ecológicos son el tope de gama. La producción orgánica ecológica es de primera, al igual que el consumo de alimentos naturales como la castaña, los grelos, o los huevos camperos, que son espectaculares.

?¿Ideales en una dieta saludable?

?Una dieta saludable no hace falta que sea cien por cien orgánica, o en crudo. Permite una ración muy limitada de alimentos procesados, de los que no es fácil escapar. En Estados Unidos salen cada año 10.000 nuevos productos. Hemos abandonado las dietas atlántica y mediterránea. En los 70 la gente era más delgada porque no había tantos alimentos procesados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Santiago Carro: «El desayuno ideal son dos o tres huevos»