El Breo amenaza el trono del Obra

Copa Galicia El CafésCandelas se mide al vencedor de las 8 últimas ediciones del torneo gallego


lugo / la voz

Los versos de Eduardo Pondal volverán a sonar esta tarde en los prolegómenos de la final de la Copa Galicia que enfrentará a los dos colosos del baloncesto en la comunidad, Cafés Candelas Breogán y Monbús Obradoiro. La cita está prevista para las 21 horas y el escenario es el polideportivo municipal de la localidad pontevedresa de Marín.

La cita llega apenas cuatro días después del último enfrentamiento oficial entre ambos conjuntos, que midieron sus fuerzas el pasado sábado en el Pazo en un partido que los lucenses dominaron de principio a fin en un encuentro en el que imperó la deportividad y que fue la gran fiesta del baloncesto gallego.

El éxito de los pupilos de Natxo Lezcano hace unos días se basó esencialmente en la concentración defensiva, lo que les permitió dejar en menos de 60 puntos a un equipo acostumbrado a tener mucha fluidez anotadora y que destaca especialmente por su facilidad para anotar desde posiciones exteriores.

El encuentro supone un reto para los lucenses, que tendrán como rival al equipo que ha impuesto su tiranía en este torneo en las 8 últimas ediciones, en las que logró el triunfo con bastante solvencia. Los breoganistas tratarán de recuperar un trono que fueron los primeros en estrenar hace más de tres décadas.

La intención de ambos conjuntos es la de emplearse al máximo para alzarse con la corona del básquet gallego, pero también es cierto que ambos entrenadores priorizan los resultados del campeonato liguero y por lo tanto ni Natxo Lezcano ni Moncho Fernández van a arriesgar a ningún jugador conscientes de las importantes citas de Liga ACB que afrontarán el próximo fin de semana.

El Breo asumirá este compromiso con las bajas ya conocidas de Norel, Uriz y Salva Arco a las que se sumó Kinsey en el partido ante los compostelanos del pasado sábado. Sulejmanovic y Brown tampoco están en plenitud de condiciones y por lo tanto es poco probable que actúen demasiados minutos en la cita de esta tarde.

El preparador breoganista, Natzo Lezkano quiere que su equipo afronte el partido «lo más serio posible y no que fuera un amistoso, aunque no vamos a arriesgar a ningún jugador de los que están tocados. Quiero acabarlo con los mismos efectivos con los que empiece».

Natxo Lezkano está seguro que la cita de esta tarde no será como la de hace cuatro días. «Será un partido diferente con jugadores diferentes y con ambos pensando en la liga».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Breo amenaza el trono del Obra