Un coche cae a una rampa tras rebotar en un cojín reductor de velocidad en la calle Río Sil


lugo / la voz

Minutos antes de las diez de la noche de ayer, un Seat Toledo con matrícula de Pontevedra cayó a una profunda rampa de entrada de garajes en la calle Río Sil tras rebotar en un cojín de reducción de velocidad. Dos hombres viajaban en el vehículo desde Infanta Elena en dirección a la estación de tren. Un vecino vio desde la ventana como el coche rebotaba en cojín, derrapaba sobre la acera -por la que afortunadamente no pasaba nadie en ese momento-; rompía la valla protectora y caía a una rampa de casi tres metros de profundidad. Los dos únicos ocupantes del coche, jóvenes, de estatura baja y vestidos de colores oscuros, salieron por su propio pie y huyeron corriendo hacia Infante Elena dejándo el coche abandonado, con las luces y el limpiaparabrisas accionados y música de bachata sonando en el aparato de sonido. No se sabe quienes son.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un coche cae a una rampa tras rebotar en un cojín reductor de velocidad en la calle Río Sil