«El primer hombre». Miraditas al infinito


2018?• Estados Unidos•DamienChazelle•RyanGosling, ClaireFoy•

Ryan Gosling afirmaba en una entrevista de promoción de esta película que no se trataba de una obra sobre misiones espaciales sino sobre seres humanos que se preparan para ir a la Luna y a la vez desayunan con sus hijos y tiran la basura por las noches. La idea de hacer una anti «Elegidos para la gloria» (que conste que era buena película) puede sonar bien. Y la de contar la vida de un héroe americano que no quiso ser héroe es loable. El problema surge cuando se trasladan estas buenas intenciones.

A Chazelle ?ese chico que con cada película intenta demostrar que es un genio? no le interesa el cosmos sino la persona. No le gusta el músculo sino la inteligencia («Otro cerebrito», se dice en la película). Apuesta en «El primer hombre» por una planificación claustrofóbica, con primeros planos que intentan acercar el rostro a los espectadores. Pero Chazelle erra cuando piensa que mostrando la cara y el sufrimiento interno de los personajes basta para que nos creamos la epopeya personal que supuso para aquellos astronautas viajar a la Luna. Y si aún por encima, quien tiene que transmitir todo ese torrente de sentimientos es Ryan Gosling, el actor más impertérrito de Hollywood, pues el espectador lo tiene complicado entre tanta miradita hacia el infinito y el más allá.

Para finalizar, hay aspectos del guion tan básicos (la escena premonitoria de un columpio o la idea de que detrás de un gran hombre hay una gran mujer) que en el 2018 llegan a ruborizar.

• Cines Abella•

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«El primer hombre». Miraditas al infinito