Creciente uso de botellas de agua contra las meadas de los perros en las fachadas

Las comunidades de vecinos no encuentran medidas eficaces para combatir el problema


LUGO / la voz

Miles de perros obligados a aliviar la vejiga en las calles de la ciudad tienen, necesariamente, consecuencias en el día a día de los lucenses. Sobre la evacuación de aguas menores por los canes nada hay normativizado, contrariamente a lo que ocurre con sus deposiciones, que tienen que ser recogidas por sus propietarios. Si el incumplimiento frecuente de las disposiciones respecto a las heces provoca problemas en las ciudades, los ríos de orín que acaban en las paredes de los edificios trae de cabeza a cientos de comunidades de vecinos. Las marcas de las meadas reiteradas, ennegrecidas con el tiempo, obligan a lavar y repintar fachadas. Los propietarios adoptan distintos tipos de medidas, una de ellas, llamativa, es la protección con botellas de agua de los puntos que parecen atraer de manera especial a los perros en las fachadas.

En un paseo por la ciudad, es fácil encontrar edificios en los que ha sido adoptada la citada medida. Uno de ellos, está en el inicio de la calle Río Sil, donde alguien colocó botellones de agua pegados a la pared. En Río Azúmara, hay, o había días atrás, toda una colección de botellas de agua pegadas a la pared.

La eficacia del método citado para disuadir a los perros de aliviar la vejiga en la pared de los edificios es objeto de notable controversia. Hay quien considera que da buenos resultados, aunque no sepa explicar por qué, y también hay quien, puesto a prueba durante unos días este recurso, decidió retirar las botellas porque entendió que no servía para nada.

Hasta no hace mucho, el recurso más utilizado era el de extender una fina capa de azufre en los lugares en los que con más frecuencia orinan los perros, pero es un medio que está mal visto desde el punto de vista de la normativa. Por ello, cada vez se ven menos los polvos amarillos en las esquinas y salientes de las paredes de las casas. Parece que también resultaban útiles para alejar a las hormigas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Creciente uso de botellas de agua contra las meadas de los perros en las fachadas