Vuelve el agua al pulpo tras dos días sin servicio

Algún pulpeiro tuvo que cocer el producto fundiendo hielo

Los empleados de las casetas tuvieron que surtirse de agua de la cisterna enviada por el concello
Los empleados de las casetas tuvieron que surtirse de agua de la cisterna enviada por el concello

lugo / la voz

La falta de agua corriente obligó a que en algunas casetas del San Froilán tuviesen que recurrir a bolsas de hielo para cocer el pulpo y poder atender a la clientela. Esta mañana, cuando se cumplían dos días sin que los establecimientos más concurridos de los festejos de la ciudad tuviesen de agua de la traída, fue restablecido el servicio. Los problemas en el servicio fueron consecuencia de varios reventones que se produjeron en la red, en la rúa Frei Plácido, a escasos metros del recinto pulpeiro.

Algunos empresarios definieron ayer la situación como muy preocupante y significaron que podría llegar a ser catastrófica si no les dan agua para el largo puente, sin embargo el problema quedó solucionado porque fue realizado un «bay pass» en la conducción tal y como había anunciado ayer el gobierno local que recibió numerosas críticas por la situación. El PP, a través de su portavoz en el Concello, Antonio Ameijide, dijo que la situación era consecuencia del desmantelamiento de la brigada de aguas y recordó que los trabajadores ni hacen guardias ni horas extras porque no se las pagan.

Operarios, con la unidad móvil de descontaminación, trabajaron en la zona
Operarios, con la unidad móvil de descontaminación, trabajaron en la zona

Un pulpeiro lamentó que el Concello no trabajase en la noche del martes al miércoles en la reparación como hizo con un reventón que se produjo en la Praza da Soidade. Fuentes del gobierno local indicaron que en este segundo caso la Policía Local, que fue enviada a la plaza, informó de un posible riesgo para la población ante la posibilidad de que un árbol se desplomase. Además, destacaron, se estaba produciendo una gran inundación en la zona. En cuanto a la actuación en la rúa Frei Plácido, explicaron que cuando la avería se daba por reparada volvió a reventar la tubería. Esta situación motivó que incluso contrataran a una empresa externa y que decidieran hacer un enganche externo de tuberías para solucionar provisionalmente el problema.

Un pulpeiro explicó que recurrió a llenar los caldeiros de cocción con hielo porque así garantizaba que el agua estaba tratada. «Desconozco qué condiciones tiene la de la cisterna enviada por el Ayuntamiento. Ante este grave problema y la falta de soluciones urgentes, lo primero que tengo que garantizar a mi clientela es la seguridad sanitaria», dijo el empresario. Además añadió que la imagen de la ciudad y de los negocios quedaba muy dañada por la falta de eficiencia del Concello. Calificaron de tercermundismo tener que poner a los empleados a transportar agua en recipientes, incluso en pequeños calderos que regalan algunas empresas de cervezas cuando se compran varios envases.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Vuelve el agua al pulpo tras dos días sin servicio