No a la «investigación prospectiva» de un pacto fallido

Caso Garañón: La Audiencia estimó el recurso contra la providencia en la que De Lara pedía más datos de la negociación PSOE-BNG de 2007


En el muy largo recorrido de algunos de los principales casos que instruye la magistrada Pilar de Lara en los que hay políticos afectados, ya hubo ocasiones en las que, desde otros ámbitos togados, se interpretaron algunos perfiles como «investigación prospectiva», que no está permitida en el ordenamiento jurídico. Acaba de volver a ocurrir en la resolución por la Audiencia Provincial de un recurso contra una providencia de la citada magistrada en relación con el fallido pacto de gobierno entre socialistas y nacionalista en el año 2007, en el marco de la investigación del caso Garañón. Estima el recurso presentado frente a la citada providencia por José Ramón Gómez Besteiro, José López Orozco y Covadonga Honrado.

La instructora, una vez que tanto el PSOE como el Bloque pusieron de manifiesto que no existió tal pacto de gobierno, porque las conversaciones no cuajaron, solicitó la identidad de las personas que participaron en las negociaciones, y la de quien informaba a la prensa de cómo se desarrollaban. La Audiencia, con este suceder de los hechos, «(...) estima que la prueba peticionada abunda en una investigación prospectiva, proscrita en nuestro ordenamiento, pues si esas negociaciones resultaron infructuosas, nada pueden aportar a la presente causa, pues no se encuentra ninguna fundamentación que apunte a la existencia de hechos que puedan abundar en la investigación».

En la resolución que revoca la providencia, los magistrados entienden que «no puede dudarse, pues no existe dato alguno que apunte a la existencia de una falta de verdad, de la información remitida a la primera petición de prueba, es decir, que no se plasmó por escrito ninguna incidencia sobre esas reuniones, pues las mismas no llegaron a buen término, y también resulta superfluo e innecesario señalar la persona que comunicaba a la prensa los avances en las negociaciones, pues su información aparecerá en los diarios en los que trabajen los reporteros». Entendió la Audiencia que las pruebas que se solicitan en la providencia recurrida «(...) no son necesarias para la instrucción de la causa por ahondar en algo que no llegó a producirse».

Un enorme embrollo urbanístico y legal

La urbanización conocida como O Garañón es el más grande embrollo urbanístico en el que se ha visto envuelto el Concello de Lugo. En la vía judicial se dilucidó, por un lado, en el ámbito contencioso y ahora nadie parece saber qué hacer para dar cumplimiento a las sentencias que anularon las licencias de urbanización y edificación y las que vinieron después; en la vía penal, la investigación sigue.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

No a la «investigación prospectiva» de un pacto fallido