La nueva campaña de obras en la Muralla afectará a tres cubos

Están a punto de concluir los trámites administrativos previos a la ejecución de los trabajos


lugo / la voz

La Xunta prepara obras en tres cubos de la Muralla, la primera de las cuales podría comenzar en el plazo de pocas semanas. Los trámites administrativos están ya avanzados. Uno de los cubos sobre los que se prevé actuar es en el que se localizó en julio de 2016 el único túnel encontrado en el monumento romano; está situado frente al canil de As Estantigas, casi al pie del muro que separa ese tramo del paseo interior del patio del instituto Xoán Montes.

En este caso, se trata de musealizar el túnel. Se llevará a cabo una excavación arqueológica en el entorno inmediato, será instalado alumbrado y se protegerá el acceso al pasadizo.

La otra obra programada afecta al cubo siguiente, a la altura de la pista de deportes del instituto Xoán Montes. En este caso, el principal interés está centrado en lo que parece ser un arco tapiado en el paramento interior del monumento. Parece que no está claro a qué obedeció en su momento, ni tampoco por qué fue tapiado.

Otra más

La tercera obra será en el cubo situado frente a las traseras del edificio que alberga una guardería en el tramo comprendido entre las puertas de Santiago y de Bispo Aguirre. En la zona en la que se intervendrá hay un viejo galpón, totalmente en ruina, con el techo hundido. No parece una gestión especialmente compleja para la Administración conseguir de los propietarios, como mínimo, el permiso necesario para ejecutar su demolición. Constituiría una limpieza nada desdeñable. Parece que en mandatos municipales anteriores alguna negociación hubo, sin éxito, entre el Concello y los propietarios para conseguir para titularidad pública ese terreno, hoy convertido en una selva urbana.

Vigilancia necesaria

La Muralla depende de la Xunta, que, en general, mantiene el monumento en buen estado de conservación. De la limpieza se encarga el Concello; pese a la falta de colaboración ciudadana, en general este frente está decentemente cubierto. Lo que no está cubierta en absoluto es la vigilancia del monumento, Patrimonio de la Humanidad. ¿Tan difícil es un acuerdo a tres bandas (Xunta, Concello y Estado) para su vigilancia? No, no lo es. Si no hay vigilancia es solo es por pura desidia y dejadez.

Un túnel cuya existencia conocieron los arqueólogos gracias a unos poceros

Información oral facilitada por poceros a arqueólogos lucenses permitió a los especialistas tener conocimiento de la existencia del túnel, finalmente localizado en julio de 2016, en la Muralla, a la altura del canil de Estantigas. Estaba prácticamente tapado por un pozo de la red de saneamiento que discurre por esa zona. Al hilo del descubrimiento del túnel se hizo un nuevo trazado de la canalización. En esta zona parece que existió en su día una curtiduría, con la que podrían estar relacionadas estructuras halladas en el entorno.

Nueva gamberradada en el adarve

La nula o escasa vigilancia policial del adarve de la Muralla facilita el trabajo de los gamberros. Cuando no tiran piedras del pretil se dedican a otras acciones de similar índole. Este fin de semana pusieron sus ojos en el carel de las obras ejecutadas a la altura de A Tinería, arrancaron la valla que lo soporta y la tiraron en las escaleras recién descubiertas en este tramo del monumento, declarado Patrimonio Mundial. foto kike

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La nueva campaña de obras en la Muralla afectará a tres cubos