Piden cuatro años de cárcel para una mujer que indujo a una menor a prostituirse y para su primer cliente

.

lugo / lA voz

El ministerio público solicita sendas penas de cuatro años de prisión para una mujer que indujo a una menor a ejercer la prostitución y para el primer cliente. Los hechos ocurrieron en el partido judicial de Viveiro.

Dice la fiscalía en el escrito de acusación que «con los más denostados propósitos de obtener beneficios económicos con el negocio carnal de terceros», convenció a una menor de que prestase servicios sexuales a terceros. El acuerdo fue que los ingresos obtenidos por los clientes que le facilitase se repartirían al 50%.

El 20 de agosto de 2014, la inductora condujo a la menor hasta el domicilio de un hombre «para que (...) le proporcionase placer a cambio de una cantidad de dinero». Asegura el ministerio público que el acusado sabía que la chica era menor de edad, «a la que pagó por dicho degradante comercio sexual la cantidad de 50 euros, de los que 25 la menor entregó a la otra acusada tal como habían convenido». La acusada volvió a acompañar a la menor al día siguiente al mismo domicilio. El pago y el reparto se produjo de igual modo que en la primera ocasión.

A los dos acusados, la fiscalía les achaca un delito de prostitución de menores. Además de la pena de prisión, pide para cada uno de ellos una multa de veinte meses, con una cuota diaria de seis euros, así como la prohibición de aproximarse a la menor; también una indemnización de 9.000 euros.

Solicitan 18 meses de prisión por insultar y lesionar a un transexual en Lugo

Un lucense se enfrenta a una petición de 18 meses de prisión por un delito de odio. La fiscalía solicita también una multa de tres meses a razón de ocho euros diarios.

El ministerio público relata que sobre las 2.45 horas del 18 de diciembre de 2016, en un bar de la capital lucense, uno de los acusados increpó de forma insistente a otro cliente, también acusado, por su condición de transexual. Tras recibir una retahíla de insultados y descalificaciones, el aludido le tiró la bebida.

El hombre que, al parecer, inició la gresca, le propinó puñetazos al otro. Los dos cayeron al suelo, donde se golpearon mutuamente, hasta que uno de ellos golpeó al otro con un botellín en la cabeza.

La fiscalía considera que uno de los acusados debe abonar una indemnización de 670 euros por los días que precisó el otro para curarse y de 15.000 euros por las secuelas que sufre. Por su parte, el otro acusado tendrá que abonar al agresor 670 euros por los días precisos para curar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Piden cuatro años de cárcel para una mujer que indujo a una menor a prostituirse y para su primer cliente