Airbnb oferta más de cien alojamientos turísticos en Lugo

La provincia es la tercera de Galicia en cuanto a plazas de este servicio

x.m.p.
lugo / la voz

Alquilar apartamentos turísticos a particulares, a través de plataformas como Airbnb o HomeAway es algo que, desde hace años, está implantado en la mayoría de ciudades europeas. Lugo se ha sumado a la tendenci,a y alberga 110 alojamientos en Airbnb, según datos de la plataforma Hippo, que obtiene cifras de las principales páginas que ofrecen alquiler turístico entre particulares. La cifra se opone a los 61 hospedajes que oferta Booking en su web.

Lugo es la tercera provincia que más apartamentos dispone con estos fines, por encima de Ourense, ya que A Coruña y Pontevedra triplican la cifra. Airbnb es la plataforma que manda en la ciudad. En la comarca de A Mariña, Foz encabeza la lista de alojamientos, con 125, y por detrás están Barreiros (119), Viveiro (98) y Ribadeo (84).

Falta de transparencia

Airbnb ha agotado el tiempo para cumplir la normativa europea de consumidores. La Comisión amenazó a la empresa con multas por la escasa transparencia en los precios y en la propiedad de las viviendas. El problema lo tienen los usuarios, y es que, navegando por la página, los precios finales varían frente a los iniciales y a veces no está claro si vive o no alguien más en la vivienda.

Las autoridades de Protección del Consumidor europeas han recibido más de 6.000 quejas por parte de los usuarios de Airbnb, que se quejan de falta de transparencia, ya que muchas veces la empresa no incluye en la tarifa inicial ni su comisión ni los impuestos locales que cobran algunos destinos. Esto aparece a posteriori, cuando el cliente está a punto de confirmar su destino vacacional; entonces viene la sorpresa.

Lo que dice la ley

La normativa, en el caso de Galicia, se actualizó en febrero del año 2017 como consecuencia del aumento en el número de personas que alquilaban su vivienda con fines turísticos, a través de webs. El Decreto 12/2017, de 26 de enero, por el que se establece la ordenación de apartamentos turísticos, viviendas turísticas y viviendas de uso turístico en la Comunidad Autónoma de Galicia establece los requisitos, que pasan por la restricción del alquiler a una duración máxima de tres meses; asimismo los dueños deben poseer un libro de visitas de inspección turística y una placa exterior y visible que explique la categoría que tiene asignada el piso. Las solicitudes deben presentarse a la Xunta, y las multas, en situaciones muy graves, pueden alcanzar los 90.000 euros. Las viviendas de uso turístico también necesitan encuadrarse dentro de los estatutos de la comunidad y no pueden alquilarse por habitaciones.

Al mismo tiempo, la normativa deja fuera del decreto a las viviendas de uso turístico si el propietario vive dentro del inmueble, por lo que plataformas como Airbnb se encuentran fuera del marco normativo vigente.

Bruselas acusó a la plataforma Airbnb de falta de transparencia en precios y propiedad

La normativa deja fuera a las viviendas de uso turístico en las que vive el propietario

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Airbnb oferta más de cien alojamientos turísticos en Lugo