La A-8, reabierta en el tramo negro tras 37 horas cerrada

La circulación de Lourenzá a Abadín se restableció a las diez de la mañana


Lugo / La Voz

El tramo negro de la A-8, los 16 kilómetros comprendidos entre Arroxo (Lourenzá) y A Xesta (Abadín), está reabierto al tráfico tras un cierre de 37 horas. La circulación por esa zona (en la que la transcantábrica alcanza su mayor altitud, 698 metros, a su paso por O Fiouco) se cortó por la niebla a las nueve de la tarde del viernes.

La niebla motivó una vez más ese cierre de la autovía del Cantábrico, lo que obligó a circular por la N-634. El cierre coincidió además con el primer fin de semana de agosto, con una circulación algo intensa en algunos momentos. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La A-8, reabierta en el tramo negro tras 37 horas cerrada