El tramo negro de la A-8, cerrado de nuevo por niebla dos horas después de reabrirse

La circulación de Lourenzá a Abadín ya estuvo desviada por la noche


Vilalba

El tramo negro de la autovía del Cantábrico (A-8) está cerrado por niebla desde alrededor de las once y media de la mañana. Apenas habían pasado dos horas desde su reapertura: sobre las nueve de la maána se restableció la circulación, después de que esos 16 kilómetros, que van de Arroxo (Lourenzá) a A Xesta (Abadín), hubiesen estado cerrados al tráfico toda la noche y parte de la tarde de ayer.

La escasa visibilidad era notable esta mañana mientras ese tramo de la A-8 estaba abierto, e incluso afectaba a la parte de la N-634, por donde se desvía el tráfico al cerrarse la autovía, cercana a A Xesta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El tramo negro de la A-8, cerrado de nuevo por niebla dos horas después de reabrirse