La fiscalía archiva un caso de rumanos que exigen dinero para salir de pisos alquilados

Tomó la decisión tras la declaración a la propietaria de la vivienda


La fiscalía ha decidido archivar uno de los casos de rumanos que exigen dinero para salir de los pisos que alquilan, y en los que efectúan un gran gasto de luz y gas, además de no abonar las mensualidades. Una de las afectadas es una mujer que llegó a pagar 3.000 euros, que acudió a la fiscalía y efectuó la correspondiente declaración, pero no quiso finalmente, según parece, formalizar la denuncia.

Tal como se había comprometido con la titular del piso, desde la fiscalía se le comunicó telefónicamente cuál había sido la decisión. Parece ser que en la fiscalía, la mujer no quiso formalizar la denuncia y a la vista del contenido de la declaración, el fiscal optó por el archivo.

En este caso, como relató La Voz, el alquiler lo formalizó una pareja, cuyos miembros dijeron que tenían trabajo. Contactaron con los propietarios llamando al número del teléfono que figuraba en el cartel en el que se anunciaba que el piso se alquilaba.

Buena imagen

El hombre y la mujer llegaron en un Audi A5 gris. Él hablaba correctamente el español. Decían que no tenían hijos. Abonaron la fianza establecida y el importe de la primera mensualidad. Quedaron de cambiar el nombre del pagador de los recibos. Y a partir de ahí comenzaron los problemas, según relató un hijo de la propietaria. El primer mes que los inquilinos tenían que pagar el alquiler, no lo abonaron, tampoco el recibo de la comunidad; mientras los recibos de luz y gas seguían a nombre de los propietarios. Con el primer recibo de la calefacción llegó el sobresalto: 400 euros. Cuando se fueron los indeseables inquilinos, la deuda que dejaron era de 2.000 euros. Además, los propietarios tuvieron que pagar 3.000 euros para que dejasen libre el piso. Al menos en este caso, hubo pocos daños en la vivienda; un cristal de una puerta roto, alguna puerta rayada y un cabecero de una cama ligeramente dañado. Cuando este asunto llegó a la fiscalía, este órgano ya había formulado denuncia ante el Juzgado de Instrucción número 2 denuncia por otros casos.

Firmeza

La primera en presentar una denuncia por uno de estos casos fue la sindicalista Carmen Aira; después llegaron otras. La abogada Berta López, que asesoró a varios de los afectados, en declaraciones a La Voz, aseguró en su día que recomendaba a sus clientes que no cediesen al chantaje.

Por su parte, otro de los afectados advirtió desde el principio que no cedería a la presión de quienes le habían alquilado el piso.

La fiscalía, en su momento, indicó, en el escrito al juzgado, la conveniencia de que la investigación se desarrollase con toda la rapidez posible para evitar más inconvenientes a los propietarios afectados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La fiscalía archiva un caso de rumanos que exigen dinero para salir de pisos alquilados