La A-8, reabierta en el tramo negro aunque con poca visibilidad

La circulación de Lourenzá a Abadín está restablecida desde poco después de medianoche


Vilalba

La circulación por el tramo negro de la A-8, comprendido entre Arroxo (Lourenzá) y A Xesta (Abadín), está restablecida, si bien la niebla es persistente esta mañana en la zona, hasta el punto de que la DGT informa en su página web de que la visibilidad es reducida. El tramo que va del kilómetro 536 al 552 está reabierto al tráfico desde poco después de la medianoche.

Tanto ayer como anteayer, debido a la niebla, esos 16 kilómetros estuvieron cerrados a la circulación, lo que obligó una vez más a los conductores a utilizar la carretera N-634. Ayer por la mañana, cerca del alto de O Fiouco (el punto de mayor altitud de la transcantábrica, con 698 metros), se presentó oficialmente el nuevo sistema de balizas antiniebla, que desde hace semanas se emplea en un tramo de 500 metros de la autovía. La escasa visiiblidad acompañó a los que asistieron al acto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La A-8, reabierta en el tramo negro aunque con poca visibilidad