«Viajar para un músico supone recibir algo infinito»

El pinchadiscos participa en un prestigioso festival en Nicaragua, donde además hace trabajos de diseño

Álvaro Pardo delante de uno de los autobuses que cubre la zona de Chinandega
Álvaro Pardo delante de uno de los autobuses que cubre la zona de Chinandega

LUGO / la voz

El músico y empresario musical lucense Álvaro Pardo se ha vuelto a marchar a hacer «las Américas», pero en esta ocasión a un destino poco habitual, Nicaragua. Allí le esperan actuaciones en salas y en un festival en el que será el único músico europeo. En su estancia, también le da rienda suelta a su última faceta, la de creador de lámparas con elementos de reciclaje, invitado por un el Surf Resort Las Dunas, donde además pincha música.

-¿Cómo surge la idea de marcharse a Nicaragua, porque no es un destino común para un artista y para un gallego?

-Cada cierto tiempo salto el charco, después de informarme con diferentes colegas de Latinoamérica sobre la situación cultural decidí cambiar el rumbo habitual. Todo fue un cúmulo de señales que me impulsaron a venir a Nicaragua, conocí al director del festival Asuriano Motorbeach, Pau García, en el verano del 2017, el me llevó a pinchar al festival hermano que tienen en Miño, el Freeriders, después de aquello seguimos en comunicación. Yo sabía que había montado un surf resort en Centroamérica y que quería cruzar el charco con su evento dedicado al motor, surf y música. Después de varias conversaciones, no me lo pensé ni dos veces, oportunidades como estas no suceden a menudo.

-Ha sido la música o su sorprendente faceta de Alvaröff la que le ha llevado a Centroamérica.

-Principalmente la música, pero realizo trabajos de decoración, carpintería, reciclaje, restauración y como no, lumínica en Las Dunas Surf Resort.

-¿En qué salas y festivales ha participado o va a participar?

-Mi compromiso en las Dunas de sábados y domingos no facilita toda la movilidad que a uno le gustaría, pero ya he tocado en la provincia de León, concretamente en un lugar paradisíaco llamado Sua, en frente del mar, y a la espera de dar el salto a la capital, Managua. En Semana Santa se realiza el Motorbeach Nicaragua, soy el único artista europeo del cartel.

-¿Lleva su estilo de música habitual o se está adaptando en función del país?

-Interesante pregunta que siempre agradezco. Siempre viajo con mi música, pero me voy adaptando a los lugares que visito, al trabajar con tantos estilos de música no tengo dificultad para agradar tanto a extranjeros como a los propios «Nicas». Sinceramente mis sesiones están teniendo buen feedback, varios medios televisivos del país se han interesando por mi visita y han hecho eco, muy agradecido con todos ellos.

-¿Qué le está aportando a nivel artístico y musical?

-Artístico, pues crecer, aprender, observar, viajar te abre la mente y el corazón, musicalmente en mis sesiones suelo mezclar ambas, así que la aportación es de un tamaño infinito.

-¿Qué es lo que más le está sorprendiendo de Nicaragua?

-Pues muchas cosas, este lugar tiene mucha energía, esta rodeado de volcanes, naturaleza, animales, playas, montañas, lagos, es un paraíso natural, como su eslogan dice «Nicaragua, única y original». La zona del Pacífico donde me encuentro es muy tranquila, acogedora, sus habitantes gente humilde, campechana... Recordaros que este país tubo una guerra civil durante muchos años, no quieren más problemas y eso se respira en el ambiente. Hoy Nicaragua es uno de los países más seguros de América, destacar sus amaneceres y puestas de Sol fuera de lo normal, temperatura del mar idónea, surf de ensueño y precios de alimentación básica no abusivos. Como parte negativa personal, las altas temperaturas de diez de la mañana a tres de la tarde, y los mosquitos. Lo primero con un buen baño en el mar o piscina y una Toña (Cerveza local) bien fresca se va llevando, de lo segundo me he rendido hace días, a veces no queda otra cosa más que resignarse, dado que en mi cuerpo los repelentes ni funcionan jajajaja. Sinceramente y no es la primera vez que me sucede, volver al «pasado» que vivieron nuestros abuelos y padres me gusta, por que me hace sentir y ver la vida de otra manera, la necesidad de ciertas cosas, la complicación de otras, hace que tu ingenio se despierte y resolver con lo que hay en la zona donde estas te hace sentir muy bien. Mi recomendación personal siempre es viajar, viajar y viajar, open your mind.

-¿Ha encontrado algún lucense o gallego?

-Lucense aún no, pero gallegos unos cuantos. Aquí hay varias empresas españolas y gallegas que se dedican al cultivo del camarón / langostino. En las plantillas de esas empresas la presencia gallega tiene gran peso.

-¿Cuál es la siguiente «parada» de Álvaro Pardo, del Dr.Think?

-Mi Lugo querido y amado, el «Doctor» siempre vuelve y lo sabéis; eso sí, con dos meses y medio de frío y lluvia menos a sus espaldas, o no?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Viajar para un músico supone recibir algo infinito»