«En el cáncer no todo es blanco o negro, ni la ropa»

La asociación Somos Unidos expondrá esta mañana un centenar de bañadores, sujetadores, prótesis y pezoneras para pacientes operadas de mama


lugo / la voz

Bañadores, sujetadores con espacio para introducir prótesis, las propias prótesis, pezoneras y lociones anticaída de uñas, figuran entre un centenar de artículos más que expondrá esta mañana Somos Unidos por el Cáncer en el HULA. Organizó una jornada para demostrarle a las pacientes con cáncer de mama que no por ello hay que renunciar a un toque de coquetería a la hora de elegir las prendas íntimas y que les aporta además soluciones a alguno de los problemas más frecuentes. Con esta iniciativa también quieren poner de manifiesto la escasa oferta de lencería específica en el comercio lucense, que cubra las necesidades de un colectivo importante.

«Necesitamos ropa alegre, bonita, con la que te sientas cómoda y al mismo tiempo bien», según explicó Marián Pérez, la secretaria de la organización. Constató que existe muy poca oferta en ese sentido. Somos Unidos aprovechó la donación de bañadores, sujetadores, prótesis y demás prendas de una tienda de Ourense que cerró, para realizar esta actividad. Es la segunda exposición de este tipo que realizan, que piensan llevar también a Burela y a Monforte.

La tienda Dama de Rosa, que debe su nombre a una famosa telenovela venezolana obra de Boris Izaguirre, había conseguido llenar sus estanterías con lencería y prendas elegidas por la propietaria, que en un momento de su vida tuvo a dos hermanas con cáncer de mama. Esta experiencia le permitió rebuscar entre los fabricantes para conseguir todo aquello que consideraba más útil, sin renunciar al toque femenino, para ofrecer a sus clientas. Cuando llegó el momento de cerrar, donó sus existencias a la asociación lucense, que realizará hoy la exposición, de ahí la limitación en algunas tallas. Las interesadas podrán probar las prendas y posiblemente se encontrarán con alguna agradable sorpresa. Lo importante, según los directivos de esta asociación es concienciar a las afectadas de que no todo es blanco ni negro, como la mayoría de la lencería que está a la venta, que pueden encontrar alternativas. Su objetivo final es arropar a las afectadas desde que les diagnostican la enfermedad y ofrecerles herramientas que les permitan que sea algo más llevadera.

«Es una forma -explicó José Manuel Vázquez, presidente de Somos Unidos- de dar a conocer la asociación y de que las pacientes sepan que no todo es blanco o negro y no solo la ropa interior». «Sabemos -añadió- que hay que desmitificar la palabra cáncer. Por experiencia somos conscientes de que hablando de la enfermedad se afronta mejor. Está ahí, es una realidad. Cada vez hay más gente en las consultas y no todo el mundo muere de cáncer hoy día». Vázquez recordó lo que significó el sida en su momento, que se ha convertido en una enfermedad crónica de la que ahora «se habla de una forma normal y corriente. Lo mismo acabará pasando con el cáncer».

Saben de qué va

Tanto Manuel Vázquez como Marián Pérez saben de lo que hablan. Su hija Mirian lleva diez años atada a los servicios de oncología y a los quirófanos. «Tengo que pensar -explicó Vázquez- que mi hija ya le ganó diez años a la enfermedad y eso es lo positivo». Somos Unidos cuenta en esta actividad con la colaboración de los servicios de Oncología, Hematología, Radioterapia y con la unidad de mama.

«Por experiencia sabemos que hablando de la enfermedad se afronta mejor»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«En el cáncer no todo es blanco o negro, ni la ropa»