«Yo, Tonia»: Barras y estrellas desfiguradas


2017?• Estados Unidos• Craig Gillespie• Margot Robbie, Sebastian Stan, Allison Janney • La realidad supera a la ficción y cuando a inicios de los años 90 se conoció la historia, entre cutre y pavorosa, de la patinadora Tonya Harding, era cuestión de tiempo que alguien algún día acabase realizando una película sobre su vida. Pero que se haya hecho 25 años después de aquellos «incidentes» ha ayudado a los autores de la película a tener cierto espacio temporal para no caer en la crónica rosa o en el morbo que supuso la agresión a su compañera Nancy Kerrigan.

Al director Craig Gillespie ?autor de «Lars y una chica de verdad, una inclasificable película con un tono similar a Yo, Tonia? le interesa contar la vida de Harding pero dejando muy claro que existe una América profunda capaz de crear mitos y a la vez de destruirlos con la misma facilidad, ascenso y caída, como se comenta en la películas: «América quiere alguien a quien amar y alguien a quien odiar». Y que escarbando, detrás de las barras y estrellas de la bandera de Estados Unidos existen historias que desfiguran su idealización como son «Yo, Tonia» o como las contemporáneas «Tres anuncios a las afueras» y «Déjame salir».

Y al final de esta magnífica película, interpretada por una estupenda Margot Robbie haciendo el papel de la célebre patinadora, surge otra idea que ya se refleja en otros filmes contemporáneo y que se trata una de las cuestiones a las que nos enfrentamos como sociedad: la búsqueda de la verdad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

«Yo, Tonia»: Barras y estrellas desfiguradas