Quemas controladas y pastoreo para prevenir los incendios forestales

En Galicia seleccionarán zonas en las que pastará el ganado y en las que destruirán vegetación con fuego


lugo / la voz

Quemas controladas y pastoreo de animales de razas autóctonas -bovino y ganado caballar- son las bases del programa europeo de gestión sostenible del monte, que liderará la Escola Politécnica Superior. La profesora Rosa Mosquera Losada, especialista en cambio climático y presidenta de la Federación Europera de Sistemas Agroforestales (EURAF), se encargará de coordinar el proyecto Open2Preserve. Está dotado con 1,7 millones de euros, procedentes de fondos Feder, de los que 400.000 corresponden a la partida que gestionará Lugo, dentro de esta iniciativa, en la que participan 30 socios de centros de investigación, universidades y entidades de titularidad pública de España, Francia y Portugal. Fue seleccionados entre más de 400 propuestas de financiación que se presentaron, y de las que financiarán finalmente ocho.

Mosquera señaló que ya existen ganaderos, agricultores y comunidades de montes que están interesados en poder participar en los ocho planes piloto que combinan quemas controladas en superficies inferiores a 1.000 metros cuadrados, con pastoreo. Habrá ayudas, según explicó, para el cercado de fincas para poder aplicar los planes.

«Vamos a hacer quemas controladas en Portugal, Francia, Asturias, Navarra y Galicia. En Lugo pondremos en marcha planes piloto y también nos tocará la evaluación socioeconómica del programa y algunas pruebas de laboratorio».

Por el momento están valorando dónde aplicar las experiencias piloto para realizar pruebas para constatar cuál es la mejor estrategia para reducir la acumulación de combustible vegetal, que implica un incremento de los riesgos de incendios forestales.

Según explicó la profesora, además de recuperar zonas de pastoreo, en superficies a las que dotarán de distinta carga de animales, probablemente caballos y vacuno de razas autóctonas, también planean realizar quemas controladas. Su objetivo es constatar cómo afecta el secuestro de carbono en el suelo y cómo influye en la evolución de la vegetación.

«Las haremos -señaló Mosquera respecto de las quemas- cumpliendo con la normativa en vigor, con un retén de agentes y en condiciones determinadas de velocidad del viento. Usaremos un aparato que produce llamas de distinta intensidad».

Antecedente en el Amazonas

«Quemaremos -añadió la investigadora lucense- arbustos con poco oxígeno y generaremos biochar». La investigadora explicó que parten de estudios previos en los que constataron que en las quemas el carbono del suelo no se libera, queda secuestrado en los suelos agrícolas, lo que permite una reducción de emisiones de CO2 y fertilidad a largo plazo.

«Estamos hablando de biochar, o carbón, que se almacena en el suelo en períodos más largos. No sale a la atmósfera, hablamos de miles de años, y mitiga el cambio climático», explicó.

La primera vez que apreciaron este fenómeno fue en Brasil, en una zona del Amazonas, denominada Terras Pretas do Indio, en la que quemaban residuos en determinadas condiciones, en las que constataron la existencia de zonas muy fértiles. «Las quemas controladas -justificó- siempre han sido herramientas de gestión del territorio».

En zonas llanas

«Lo que nos proponemos -explicó- no se puede hacer en zonas de pendiente, por lo que tenemos que estudiar detenidamente dónde vamos a aplicar los planes pilotos. Valoramos la provincia de Ourense, por la gran intensidad de incendios, porque es más plana y donde hay cierto pastoreo».

Los resultados de las quemas, con diferentes intensidades y en diferentes suelos, realizadas en España, Francia y Portugal serán procesados en la Politécnica de Lugo.

El proyecto Open2Preserve arrancará en la próxima primavera, en una reunión que se celebrará en la ciudad francesa de Toulouse. Están convocados los 30 socios. En este encuentro definirán «as novas estratexias para ofrecer solucións innovadoras que aseguren a sustentabilidade económica e a viabilidade a longo prazo do modelo de xestión, promovendo a creación de novos empregos e o desenvolvemento sostible da rexión».

El programa, financiado con fondos Feder, tendrá una duración de cinco años, algo lógico según Mosquera, dada la complejidad del estudio. La investigadora señaló que los resultados preliminares se podrán conocer en el primer año, después del establecimiento de las parcelas en las que actuarán.

Montes sin cuidar

Los riesgos de incendios forestales aumentan como consecuencia del abandono de los usos tradicionales de las tierras y de la reducción del pastoreo, que producen una elevada acumulación de combustible vegetal. En las últimas décadas el fenómeno es evidente. El proyecto trata no solo de reducir este combustible vegetal, tojos y matorrales, hasta niveles de bajo riesgo, sino también controlar su crecimiento mediante el pastoreo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Quemas controladas y pastoreo para prevenir los incendios forestales