Los socialistas, a la espera de los remedios de Abelleira para soldar los rotos del partido

La nueva secretaria general en la capital diseña las vías para un diálogo permanente con los militantes


lugo / la voz

Que el PSOE, concluido el proceso de renovación en todos los ámbitos (nacional, autonómico, provincial y local), se encuentra aún en plena travesía del desierto para su necesaria reorganización y rearme como organización política es una realidad reconocida dentro y fuera de la casa socialista. En el caso de la agrupación local de la capital de la provincia, la recién elegida secretaria general, Ana González Abelleira, quiere, según parece, quemar etapas en la puesta a punto del partido de cara a la muy dura y larga campaña para las elecciones locales. En esta misma semana reunió a los miembros de la ejecutiva para iniciar el trabajo, empezando por «implicar á militancia» en el día a día del PSOE lucense. Es consciente de que «despois de todos os procesos internos a estrutura estaba algo desfeita».

Lo primero es analizar los recursos disponibles. González Abelleira quiere establecer vías de comunicación permanente con los militantes, por todos los medios disponibles. Y ello para recabar su opinión, conocer mejor los problemas para los que los socialistas tienen que ofrecer soluciones, y mantenerlos informados tanto del trabajo propiamente de partido como de la actividad que desarrollan sus representantes en las instituciones. En este sentido, ya habló, dice, con el secretario provincial, Álvaro Santos, para mantener una coordinación eficaz para los intereses del partido.

Diálogo

La nueva secretaria general, la primera mujer al frente del partido en el municipio de la capital, dice que mantendrá un diálogo permanente con los distintos sectores sociales y en las diferentes zonas. Su objetivo es establecer

«unha boa estrutura de base».

 

En el proceso de dar a conocer sus planes y proyectos a la militancia, Ana González Abelleira pretende convocar lo antes posible una asamblea del partido.

La asunción de la dirección del PSOE en el ámbito local por Abelleira, es interpretada en algunos ámbitos lucenses como un paso para ser la número dos en la próxima lista electoral para las municipales. De ser así, en el caso de que Lara Méndez siguiese investigada judicialmente (por los nombramientos para la asesoría jurídica), González Abelleira podría ser la llamada a ocupar su plaza. En todo caso, lo cierto es que el impulso a Abelleira para competir por la secretaría general del partido surgió desde el entorno de la alcaldía, y supuso el adiós a las expectativas de José Piñeiro de hacerse con las riendas del PSOE lucense. Retirado de la pista de este modo, Abelleira compitió con el exconcejal José Luis Díaz.

Aviso

El amplio apoyo conseguido por Díaz, es un aviso de que Abelleira tendrá que trabajar muy duro y hacer encaje de bolillos para conseguir consolidar la estructura del partido que diagnostica, como ya se dijo,

«algo desfeita»

. Está por ver cómo serán sus relaciones con

Gonzalo Caballero

, secretario general del PSdeG. En el gobierno local, Abelleira tiene por compañera a

Ana Prieto

, que forma parte de la ejecutiva que dirige Caballero y desempeña en ella la secretaría de Programas. Es una buena posibilidad para un diálogo permanente y fluido entre las ejecutivas local y autonómica, tan necesario. La posibilidad existe, ya se verá si se materializa; se verá a qué juega el besteirismo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los socialistas, a la espera de los remedios de Abelleira para soldar los rotos del partido