Medio centenar de lucenses están a la espera de un trasplante renal

En los cinco últimos años se registraron entre 25 y 30 donaciones de vivos


lugo / la voz

Medio centenar de lucenses están en lista de espera de trasplantes de riñón. Solamente entre el 20% y el 25% de los pacientes que están recibiendo diálisis en la provincia -unos 250- están pendientes de una donación de este órgano para dejar de depender de una máquina en días alternos. Este tratamiento cumple 40 años desde que se empezó a aplicar en la provincia de Lugo.

Lugo, que en su momento fue pionero en la implantación de los tratamientos de diálisis a domicilio, asiste en los últimos cinco años al repunte de los trasplantes de vivos. Se realizaron entre 25 y 30. Según el jefe del Servicio de Nefrología, Jesús Calviño, una de sus grandes ventajas es que permite la intervención quirúrgica antes de iniciar la diálisis. «No hay riesgo cero -señaló- pero es muy bajo, el que tiene es quirúrgico». Necesitan autorización judicial para poder realizarse pero, en estos casos, según el nefrólogo, existe bastante agilidad por parte de las instancias competentes en tramitarlas.

Calviño señaló que aunque ha habido un aumento de la enfermedad renal, el número de pacientes que empiezan en diálisis se estancó. El jefe de servicio justifica que no todos los que reciben este tratamiento están en la lista de trasplantes, que reconoció que era algo de lo que mejor está funcionando en España, en los riesgos que entraña.

«El trasplante -señaló- tiene un riesgo quirúrgico de desarrollar infecciones y otras enfermedades y no todos los pacientes tienen la fortaleza para enfrentarse a una intervención de este tipo».

De los 250 que se someten a tratamientos de diálisis, la mayoría, según Calviño son personas mayores y frágiles. «Jóvenes hay pocos». Los pacientes pueden elegir el sistema que prefieran para depurar su sangre y liberarse de líquido, dentro de las tres posibilidades que les ofrecen y siempre que su situación personal se lo permite.

Existen dos tratamientos que se pueden realizar a domicilio, que son la diálisis peritoneal y desde hace algo más de dos años, la hemodiálisis a domicilio con máquina portátil. Ambos coexisten. La evolución de este tipo de máquinas hacia modelos fáciles de montar, que no exigen obras y que apenas requieren mantenimiento, ha hecho que el 20% de los pacientes de Nefrología de Lugo se hayan decidido a realizar sus tratamientos a domicilio. Lo hacen después de recibir adiestramiento sobre cómo tienen que manejarse. Al HULA siguen acudiendo, sin embargo, unas 50 personas que se dializan en este centro.

1971

Nace Nefrología

Se crea la especialidad como tal, que no existía hasta ese momento.

1978

Primeras diálisis en Lugo

Se incorporó la primera nefróloga, la doctora Ranero y empezaron las domiciliarias. Las mezclas las hacían en cubas.

1981

Trasplantes en Galicia

Hasta entonces los pocos que se hacían era fuera. En ese año el Xeral se dota de un número reducido de máquinas. Abre la unidad del doctor Criado, en la calle Río Ser, a la que acudían los pacientes de forma mayoritaria. Se funda Alcer Lugo. Paulino Blanco, primer presidente.

1995

Abre la unidad de Monforte

En Burela empezó a funcionar poco antes. El Xeral también incrementa el número de máquinas.

1998

Empieza la diálisis peritoneal

Se amplían las áreas del hospital y se administran tratamientos nocturnos de diálisis.

2011

Traslado al HULA

Se consolida nefrología y se vuelve a la hemodiálisis portátil domiciliaria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Medio centenar de lucenses están a la espera de un trasplante renal