«Tenemos que desarrollar más la cultura de los pactos prematrimoniales; hay que mejorar esa práctica preventiva»

El abogado Marco Antonio Candal habla sobre los casos de divorcios


lugo / lA voz

Las rupturas de pareja se producen en la mayor parte de los casos sencillamente por desgaste de la relación; de no ser así, resistirían esas dificultades que con frecuencia son la gota que colma el vaso. Esta es la opinión del abogado lucense Marco Antonio Candal Quiroga (Lucus Lex), especializado en este tipo de asuntos.

-En su experiencia personal, ¿influyó la crisis en las rupturas de pareja?

-No noté gran diferencia. Lo que sí aprecio es que hay fechas en las que se incrementan, como son septiembre y después de las vacaciones navideñas. Aumentan después de períodos en los que las parejas tienen más tiempo para estar juntas.

-¿Cuáles son los motivos más frecuentes?

-La relación se va desgastando, hasta que, por cualquier motivo, rompe. En general, la gota que colma el vaso no es la causa. También hay que tener en cuenta que en la vida de cada persona hay hitos y que cada uno reacciona a su modo. En todo caso, si la relación no estuviese desgastada, no se rompería. Influyen muchos factores externos.

-Cuando alguien solicita sus servicios en estos casos, ¿qué es lo primero por lo que se interesa?

-Las preguntas más típicas son qué va a pasar ahora, cómo me voy a quedar, qué puedo pedir.

-¿Acuden a consulta más hombres o mujeres?

-En general, a asesoría suelen venir más las mujeres; con la demanda ya presentada, los hombres.

-Los datos estadísticos dicen que son más los divorcios consensuados...

-La verdad es que también en esto nos hemos hecho mucho más europeos. Hace veinte años, la mayor parte acababan enfrentados. Hoy hay muchas parejas que son conscientes de que deben entenderse y buscar una solución. Y más si hay hijos. Cuando se llega a la vía contenciosa es, también dicho con carácter general, debido al intento de mantener el estatus, algo que en la mayoría de los casos no resulta posible. Para bien o para mal, cuando se rompe la pareja, por ejemplo, hay que mantener dos casas con el mismo dinero que había antes de la ruptura. Si las dos partes quieren mantener el estatus, no es posible, claro.

-¿Cree que es conveniente introducir cambios legislativos en esta materia?

-Creo que no es tanto una cuestión de legislación como de cultura. Tenemos que desarrollar más la cultura de los pactos prematrimoniales. En el derecho anglosajón es muy habitual. En España muy pocos se preocupan de establecer estos pactos y cuando llega la ruptura se echa de menos que la gente lo hubiese pensado antes. Sí, sería conveniente mejorar esa cultura preventiva. Siempre es mucho mejor prevenir, y, si no se da la ruptura, pues no pasa nada.

-El reparto del tiempo con los hijos no siempre es una cuestión pacífica...

-También en esto hubo una evolución cultural. Hace diez años, lo normal era fines de semanas alternos y las vacaciones, mitad por mitad. Ahora, cada vez se acercan más la custodia compartida y la no compartida. Ayudó mucho la incorporación de las mujeres a la vida laboral, y también que al frente de los juzgados hay cada vez más mujeres.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Tenemos que desarrollar más la cultura de los pactos prematrimoniales; hay que mejorar esa práctica preventiva»