Juzgados por atentado, lesiones y pintadas en edificios cuatro hombres y una mujer que hacían pintadas en la huelga de 2010


lugo / lA voz

Pasaron más de siete años desde que se produjeron los hechos que provocaron que fuesen acusados y, por fin juzgados. Ayer, tras suspenderse en octubre pasado por la falta de dos testigos, se celebró en el Penal 2 de la capital lucense el juicio a cuatro hombres y una mujer que, supuestamente, realizaban pintadas el 29 de septiembre de 2010, día en el que se desarrollaba la huelga contra la reforma laboral impulsada por el presidente Zapatero. La fiscalía acusa a uno de ellos de un delito de atentado, de una falta de lesiones y de otra falta de deslucir bienes muebles o inmuebles de dominio público o privado; a otros tres, los acusa de delito de atentado, de dos faltas de lesiones y de la falta por deslucir bienes inmuebles, que es la que aplica a la mujer. Para cada uno de los hombre pide un año y dos meses de prisión y 14 días de localización permanente. Para la mujer, cinco días de localización.

De acuerdo con el relato de hechos que hace el fiscal, a las 3,15 horas del día de la huelga, un total de seis agentes se desplazaron a la calle Quiroga Ballesteros, tras ser avisados de que en esa zona de la ciudad unos jóvenes efectuaban pintadas. Siempre según el ministerio público, uno de los jóvenes escapó a la carrera, mientras arrojaba al suelo una navaja. Cuando lo alcanzaron los agentes, según el fiscal, los golpeó para intentar escapar. Mientras lo detenían, dos de los acusados golpearon a los policías, hasta que lograron reducirlo.

Otro emprendió la huida cuando los agentes le dieron el alto. Se negó a identificarse. Fue detenido y se le intervino un bote de pintura; según el ministerio público propinó una patada en la mano a uno de los agentes.

En varias calles

Las pintadas, según el escrito de acusación del ministerio público, las efectuaron en los siguientes lugares de la capital lucense: en la calle San Marcos, en dos locales; en Santo Domingo, en una decena, además de en el ascensor del párking y en una cabina telefónica. En la calle entonces llamada Teniente Coronel Teijeiro, en un local, así como en otro de la Rúa do Teatro y de dos de la Ronda da Muralla.

A los detenidos

les fueron intervenidos varios botes de

pintura

El fiscal dice que uno de los acusados golpeó a los agentes al ser detenido

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Juzgados por atentado, lesiones y pintadas en edificios cuatro hombres y una mujer que hacían pintadas en la huelga de 2010