«Aunque el nefrólogo aconseje, quien tiene la última palabra es el paciente»

Lugo tendrá un fin de semana renal, con congreso de especialistas y con una jornada para pacientes y familias


lugo / la voz

Setenta y dos nefrólogos de toda Galicia, de Ponferrada y de Madrid participan el viernes y el sábado en el congreso de la Sociedad Gallega de Nefrología, en el que actualizarán conocimientos. La conferencia de clausura será sobre «¿Qué podemos esperar de la nefrología para el siglo XXI?». La pronunciará la presidenta de la Sociedad Española de Nefrología, María Dolores del Pino.

-¿Cuál es la situación en Lugo?

-En los últimos diez años ha disminuido el número de pacientes nuevos, pero cada vez hay más en el programa, porque viven más, como consecuencia de los cuidados. En Lugo cada año empiezan 50 personas ccon tratamiento sustitutivo, diálisis y trasplante; hay otros 500 que lo están recibiendo ya. La media nacional es de 0,1% de la población. En Lugo es algo más alto el porcentaje, un 0,15, como consecuencia de la media de edad tan elevada y por la prevalencia de la diabetes. El 10% de la población tiene algún grado de deterioro de la función renal. Reciben tratamiento pero no están en diálisis. En la provincia tenemos unos 30.000 pacientes con cierto grado de enfermedad renal y 500 en tratamiento sustitutivo. La mitad de los que están a tratamiento están trasplantados y el resto acuden a diálisis, a hemodiálisis y a diálisis domiciliaria.

-¿Qué podemos esperar de la nefrología en Lugo?

-Desde las primeras diálisis de 1978, que eran muy primitivas y con muy pocos medios se ha avanzado muchísimos. En 40 años ha habido avances tremendos. Ha sido una revolución en tecnología y en tratamientos. El trasplante de donante vivo fue un cambio muy importante. Lo que esperamos para el futuro es seguir avanzando; mejorar los tratamientos domiciliarios; mejorar el acceso a la diálisis y mejorar la prevalencia para combatir antes de que sea tarde.

-¿Cómo van a hacerlo?

-Pretendemos que los enfermos no lleguen a diálisis y eso se consigue con el control de los factores de riesgo: hipertensión, diabetes, obesidad...

-En teoría es fácil, pero ¿cómo se puede hace esa prevención?

-Localizando al paciente de riesgo y eso se puede hacer con análisis de sangre que calculan la función renal del paciente y con análisis de orina, que aportan información complementaria. Estos análisis se están haciendo de forma general, pero no activamente. Se localizan a través de los controles de las mutuas y de los chequeos de salud. Una vez detectado, se trata a nivel de atención primaria, incidiendo en los factores de riesgo, -que son los mismos en los que está el 40% de la población- y que hacen que se desarrolle más rápidamente: tensión menor de 13-8; glucemias controladas; dietas variadas en proteína, sobre todo de origen vegetal sin sal, ingesta de líquidos... Todo el mundo sabe, pero casi nadie hace, por eso es importante la educación sanitaria.

-¿Tratarán sobre diálisis domiciliaria, en la que Lugo tiene mucho que aportar?

-Tenemos un fin de semana renal en Lugo. Después del congreso está la jornada de Alcer y en esa sí hablaremos de diálisis domiciliaria. Lo prioritario siempre son los pacientes. El profesional está a disposición para ofrecerle soluciones, con cuidados de salud y si llega a diálisis, presentarle el abanico de posibilidades, el trasplante entre vivos o fallecidos e incluso el tratamiento conservador. Tenemos que buscar lo que mejor se adapte a su mundo y a su esquema de valores, siempre respetando que aunque el médico aconseje, quien tiene la última palabra es el paciente. Ya no es el médico el que manda. Se acabó aquello de «lo que usted diga, doctor».

-¿Qué abordarán en el congreso?

-El congreso es anual y lo hacemos rotatorio entre todos los servicios de nefrología de Galicia. Consta de una parte práctica con talleres, el viernes por la mañana en el HULA. Uno de ellos es de la aplicación de la medicina nuclear, que ahora tenemos en Lugo, en nuestra especialidad. Por la tarde la primera parte será la actualización del registro de enfermos renales. Después, y el sábado habrá importantes aportaciones. El congreso es un foro para los nefrólogos gallegos y de otros lugares que se adhieran.

-¿Qué aporta la medicina nuclear?

-Tiene numerosas aplicaciones para pruebas de funcionamiento de riñón, para ver cómo están los huesos de los enfermos renales y las alteraciones asociadas, estudios de hipertensión arterial...

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«Aunque el nefrólogo aconseje, quien tiene la última palabra es el paciente»