Paneles solares de O Ceao: energía sin beneficios para el erario municipal

Ha tenido que dejar de inyectarla a la red de suministro porque necesita disponer de una sociedad de gestión

.

lugo / la voz

Si alguna vez hubo una instalación municipal que levantase polémica esa es la del parque de paneles solares de O Ceao y el aerogenerador instalado a su lado. Ambas forman parte de un proyecto de demostración de energías renovables, que incluía también la recuperación (hasta ahora frustrada) de la antigua fábrica de la luz. La puesta en marcha de esta iniciativa corrió a cargo en su día de la concejala socialista Eva Real. El montaje de los paneles finalizó en 2008, y ese mismo año su funcionamiento fue autorizado por Industria. El PP, por boca de Castiñeira, puso de manifiesto que habían sido levantados sobre una zona verde del PGOU vigente entonces. Hoy, tras una reparación a fondo en 2014, parece que siguen en funcionamiento y en condiciones de inyectar a la red general la energía que generan. Pero el Concello no puede venderla, porque para ello necesita, legalmente, hacerlo a través de una sociedad. Sería grotesco que energía de una instalación municipal acabase gratis en la red de distribución, mientras las empresas suministradoras amenazan con cortes en el suministro (ya han efectuado alguno) por el retraso en el pago de las facturas; está desconectada de las líneas de distribución, asegura el gobierno local.

La pretensión inicial del Concello era compensar en su abultada factura por suministro eléctrico el valor de la energía generada por los paneles solares. Pero, la normativa es la normativa y sin una sociedad que se encargue de la gestión no puede hacerlo. El concejal de Desenvolvemento Sostible, Daniel Piñeiro, sugirió recientemente a grupos de la oposición modificar los estatutos de Evislusa, la empresa municipal del suelo, para que también pueda gestionar este asunto.

El caso es que, con algunas discrepancias con algún otro miembro del gobierno local, Eva Real logró sacar adelante la instalación de los paneles, enmarcada en un entorno que incluye un estanque. Después de no pocas incidencias, los paneles entraron en funcionamiento. Años después, en 2014, la edila popular Isabel Devesa aseguraba que a los 800.000 euros que ya se habían invertido en esta instalación, venían a sumarse los 90.000 euros que fue necesario dedicar a su reparación. Hasta entonces, siempre según los datos aportados entonces por Devesa, los paneles solo habían estado conectados dos meses a la red de distribución. Y ahora, de nuevo, desconectados, según Piñeiro.

El gobierno local sopesa modificar los estatutos de Evislusa para que gestione los paneles

El PP criticó en su momento que el parque se levantase sobre una zona verde

Votación
2 votos
Comentarios

Paneles solares de O Ceao: energía sin beneficios para el erario municipal