El tramo negro de la A-8 ha estado cerrado por niebla cuatro veces esta semana

La circulación de Lourenzá a Abadín se restableció a las nueve de la mañana tras cortarse a las siete de la tarde de ayer


Vilalba

El tramo negro de la A-8 sigue afectado periódicamente por la niebla. Prueba de ello es que se ha cerrado cuatro veces en lo que va de semana. Actualmente está abierta: el tráfico de Arroxo (Lourenzá) a  A Xesta (Abadín) se restableció pocos minutos antes de las nueve de la mañana tras haberse cerrado pocos minutos después de las siete de la tarde de ayer.

El primer corte de la semana fue el más largo, pues se inició a las dos y media de la madrugada del lunes y llegó a las once de la mañana del martes. A las seis de la tarde del martes se cerró otra vez, se reabrió al filo de las nueve de la tarde y apenas una hora después se volvió a cerrar. En la madrugada del miércoles, sobre la una y media, se abrió otra vez y así permaneció hasta las siete de la tarde. A esa hora se cerró y reabrió cerca de las nueve de la mañana del 

Como es habitual cuando la falta de visibilidad afecta a ese tramo de la transcantábrica, el tráfico ha estado desviado por la N-634. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El tramo negro de la A-8 ha estado cerrado por niebla cuatro veces esta semana