La justicia prorroga otros seis meses la instrucción del irresoluto crimen de O Ceao

El juez acepta llamar a declarar a un guardia civil que, al parecer, tuvo contactos con el único imputado


lugo / la voz

«Todo tiene su fruto y quiero compartir con todas las personas que nos apoyan y a diario nos animan la decisión judicial. No lo tenemos todo perdido. Sé que es difícil superar una investigación y una instrucción pésima tras pasar por muchas manos, pero confiamos en que, después de más de veinte años, aún podamos aclarar quién mató a nuestros familiares». En estos términos se expresó ayer la hermana de una de las víctimas del doble crimen de O Ceao después de conocer que la justicia acordó prorrogar seis meses la instrucción del brutal asesinato Elena López y Esteban Carballedo, los dos empleados del Cash Récord, que fueron abatidos a tiros por desconocidos que se llevaron el dinero que contenía la caja fuerte del establecimiento.

Isabel López, la hermana de la cajera asesinada, recordó que después de dar tumbos años y años y de que en el juzgado donde está actualmente el caso llevasen meses sin que, aparentemente, hubiese sido adoptada ninguna iniciativa con relación al asunto, temían que a principios de este mes el caso quedase sepultado judicialmente para siempre. Pero, finalmente, serán otros seis meses más para llevar a cabo diversas iniciativas.

Los familiares de los afectados, que llevan a cabo periódicamente diversas iniciativas, indicaron que el que ahora se ocupa del caso (desconocen quién lo dirige judicialmente porque el juzgado pasó últimamente por muchos avatares) aceptó la petición del abogado de los afectados de llamar a declarar a un guardia civil que, supuestamente, tuvo algún tipo de relación con la única persona que figura como imputada actualmente. Se trata de un hombre que estuvo vinculado con un establecimiento de hostelería de la capital lucense y que, pasado el tiempo, se desplazó a Burgos para seguir trabajando en este medio.

A mayores, también habrá declaraciones de personas que, según los afectados, tuvieron que ver de alguna manera con un caso de drogas que se destapó unos años después del brutal asesinato y que permitió hilar algunas cuestiones que podrían encajar con lo ocurrido en el supermercado mayorista de O Ceao.

Los familiares están ilusionados. Dicen que confían en que puedan producirse avances o por lo menos, consideran, vital no dejar puertas abiertas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La justicia prorroga otros seis meses la instrucción del irresoluto crimen de O Ceao