Federación Provincial de Asociaciones, una historia escrita en pancartas

La agrupación de colectivos dispone de un fondo de material suficiente para iniciar un museo del movimiento vecinal


lugo / la voz

La Federación se propone desarrollar nuevas acciones para promover el orgullo de ser lucense

En la capital lucense el asociacionismo vecinal tiene una notable presencia en la vida de la ciudad. La creación a principios de los años 90 del siglo pasado de la Federación de Asociaciones de Vecinos supuso un paso decisivo. Con un cuarto de siglo de veteranía, en los almacenes de la federación, presidida por Jesús Vázquez (antes lo estuvo por Camilo Gómez Torres y Beatriz Varela), hay ya mucha historia que se cuenta en pancartas. Vázquez y algunos miembros de la directiva de la entidad -entre ellos Fernando Rois, Manuel Castiñeira y Luis Abel Fernández- recuerdan algunas de las iniciativas desarrolladas, unas con éxito notable, otras no tanto.

En los locales de la Federación de Asociaciones se conservan las pancartas con las que este colectivo dio la batalla para desbloquear la ejecución del llamado Plan Paradai. Fue una acción de relevancia; una de aquellas manifestaciones tuvo el respaldo de Francisco Cacharro, cuyo nombre quedará asociado en la historia de Lugo a la Diputación.

Vinculada a la demanda de reactivación del Plan Paradai, pero con una proyección más amplia, nació la Plataforma da Zona Norte. La presión sobre las instituciones dio resultado, pero, señala el presidente de la Federación, el asunto aún no está cerrado, y así se lo harán saber a la Xunta. Falta por ejecutar la mejora de la calle Serra de Meira y la prevista en la Calzada das Gándaras.

En el almacén de la federación vecinal duermen también alguna pancarta y carteles de una iniciativa que no tuvo el éxito esperando: la campaña que intentó fomentar el orgullo de ser lucenses, el lucensismo. Lemas como Xuntos.... por Lugo¡ Mil primaveiras máis y Se eres de Lugo, coñeces o ceo fueron un intento de alcanzar el citado objetivo. La escasa repercusión de aquella iniciativa no hace abandonar a la federación vecinal su pretensión de trabajar en esa línea. «Imos seguir impulsando ese espíritu», dice Jesús Vázquez.

La gran batalla del HULA

La gran batalla de la federación vecinal fue la librada, junto a Abre la Muralla, para conseguir para el HULA hemodinámica 24 horas, radioterapia y medicina nuclear; si no alcanzados al 100% los objetivos, sí que están muy cerca. La movilización conseguida, los miles de personas que participaron en la manifestación central, fueron, sin duda alguna, un factor decisivo en el hecho de que los populares no lograsen hacerse con la alcaldía de Lugo a la que aspiraba Jaime

Castiñeira

, que, por cierto, fue de los primeros en firmar en apoyo de dicha demanda. En esa campaña, el socialista Pedro Sánchez vistió la camiseta con el lema

Que non che rouben o corazón

. Pese a los resultados conseguidos, en la Federación no olvidan que el presidente de la

Xunta

se negó a recibir a los representantes vecinales durante la primera concentración en el recinto ferial, mientras en el edificio principal se desarrollaba el congreso del PP.

La Federación Provincial de Asociaciones ha impulsado hasta el momento dos plataformas reivindicativas, la de la zona norte y la que tiene por objetivo reivindicar mejoras para la atención a la tercera edad, entre ellas una nueva residencia pública. En los próximos días dará a conocer la tercera plataforma, que estará centrada en la reivindicación de servicios, con prioridad agua y alcantarillado, para la zona rural.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Federación Provincial de Asociaciones, una historia escrita en pancartas