El tramo negro de la A-8, cerrado por cuarta vez por la noche esta semana

La niebla obligó a interrumpir la circulación de Lourenzá a Abadín a las nueve de la noche


Vilalba

El tramo negro de la A-8, que va de Arroxo (Lourenzá) a A Xesta (Abadín), suma su cuarto cierre por niebla durante la noche en lo que va de semana. La falta de visibilidad obligó a interrumpir la circulación en esos 16 kilómetros de la transcantábrica pocos minutos después de las nueve de la noche.

La situación se ha repetido a lo largo de la semana. Ayer por la tarde, poco después de las ocho, ese tramo se cerró al tráfico y se reabrió a las tres menos cuarto de la madrugada; anteayer se cortó a las ocho y media de la tarde y no se reabrió hasta las doce menos cuarto del mediodía de ayer; el lunes, tras varios cierres durante el día, se cortó poco después de las ocho de la tarde y tardó doce horas en reabrirse.

La falta de visibilidad que afecta a esa zona (en donde la A-8, a su paso por el alto pastoricense de O Fiouco, alcanza su mayor altitud, 698 metros) es la causa de esta reiterada situación. La alternativa para los automovilistas es usar la carretera N-634.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El tramo negro de la A-8, cerrado por cuarta vez por la noche esta semana