El historiador Adolfo de Abel Vilela cree que pudo ser el Paso dos Aforcados


El historiador Adolfo de Abel Vilela apuntó a finales del pasado mes de julio una hipótesis acerca de cuál pudo ser el uso que tuvo en su día el túnel descubierto en la Muralla, a la altura de Estantigas: un paso para los condenados a morir en la horca, que estaba en el Campo da Forca, en esa zona de la ciudad, pero fuera de la Muralla.

En un artículo publicado en La Voz de Galicia recordó que la cárcel se encontraba en el lugar que actualmente ocupa la Subdelegación del Gobierno. Los reos, escribió, Adolfo Abel «non podían saír polas portas Miñá, San Pedro e Nova por estar consideradas como chan sacro xa que nelas había capelas con culto a San Ramón, á virxe das Ermidas e a dos Remedios e Santa Mariña respectivamente». Y también: «As únicas portas que non tiñan este carácter eran a do Poxigo, actual de Santiago, e a Falsa, portas que en moitos períodos estiveron pechadas. Por tanto, este túnel sería un pasadizo para levar cara ao patíbulo por lugar non sacro aos condenados para morrer na forca, mesmo hai quen di que neste lugar houbo unha pequena edificación para ter en capela aos reos. Por todo iso é probable que sexa o Paso dos Aforcados».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El historiador Adolfo de Abel Vilela cree que pudo ser el Paso dos Aforcados