Lugonovo presenta al gobierno local un proyecto para un centro etnográfico

En Santalla de Bóveda y a ubicar en alguna de las casas actualmente abandonadas


LUGO / LA VOZ

Un centro etnográfico en el Camiño Primitivo en Santalla de Bóveda. Esa es en síntesis la propuesta que presentó el portavoz de Lugonovo, Santiago Fernández Rocha, al gobierno local. Cree que es la ubicación idónea para un centro, más que un museo propiamente dicho, en el que se muestre «o entramado do mundo agrícola e gandeiro do que procedemos».

El centro que propone Lugonovo es una iniciativa a desarrollar entre el Ayuntamiento y la Diputación. La propuesta se la hizo llegar a un miembro del gobierno local y, posteriormente, Rocha pudo saber que el concejal de Zona Rural había efectuado alguna gestión a este respecto.

Rocha imagina el citado centro instalado en una o más casas rurales, fácilmente adquiribles -señala- dado que hay varias abandonadas. «O fío condutor do centro ten que ser o que foi a vida cotiá de labregos e gandeiros, da Galicia agraria».

El centro propuesto por Lugonovo debe reflejar una casa tradicional con sus dormitorios, cocina, los oficios relacionados con la actividad doméstica y agraria y, cómo no, «co mundo dos nenos, tanto no ámbito familiar como na escola».

Fondos europeos

El portavoz de Lugonovo está convencido de que resulta viable conseguir fondos europeos para un proyecto como el que propone al gobierno local, para desarrollar en colaboración con la Diputación. La idea que anima esta iniciativa es, dice Rocha, que «hai que salvar do esquecemento as tradicións para poder entender o presente». Considera que el centro que propone debe servir para «mostrar a importancia do esforzo, do tempo e a paciencia no mundo tradicional galego, elementos fundamentais para conseguir o mundo sostible que necesitamos».

Lugonovo tiene claro que su proyecto necesita una segunda pata, que es la gastronómica. Por eso dice que el centro etnográfico tiene que tener una casa de comida tradicional, basada en los productos de la zona y cocinada según las recetas de siempre.

Por último, como atractivo complementario, sugiere rutas de senderismo y la organización de talleres, tanto para niños como para mayores, dedicados a la cocina del país, elaboración de pan y queso, etcétera.

«Hai que salvar do esquecemento as tradicións para poder entender o presente»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Lugonovo presenta al gobierno local un proyecto para un centro etnográfico