Cuerpos extraños en el paisaje urbano

De norte a sur de la ciudad hay curiosas construcciones cuya utilidad desconoce la gran mayoría de los lucenses


lugo / la voz

En el paisaje lucense hay piezas muy curiosas, algunas realmente enigmáticas y otras que son verdaderas muestras de arqueología urbana y que llevan en su sitio, sin uso alguno, años y años amparadas en ese modo de operar de la Administración en el que nada existe si no figura en los papeles oficiales. Lo que siguen son algunos ejemplos de esas curiosidades.

Si el peatón curioso camina por Lamas de Prado, en el cruce con Aquilino Iglesia encontrará un motivo para detenerse. ¿Una fuente? No, lo que se alza ante el caminante en esta esquina no es una fuente. ¿Un monumento? Quizá. Pero si lo es, una de las primeras posibilidades que se le ocurre al lucense curioso, vista la forma cilíndrica de esta erecta pieza, es que tenga algo de homenaje a aquello de Archidona de cuyas insólitas y gloriosas hazañas escribió Camilo José Cela. Pues no se sabe qué es. Ni una placa, ni un cartelito por miserable que sea; nada. El peatón se resigna y sigue su camino reflexionando acerca de los misterios que encierra su ciudad. ¿Qué é isto?, pregunta el lucenses curioso a un veterano vecino que toma el sol en un banco de la calle: ¿Qué sei eu?; leva aí moitos anos».

Si el peatón elige por escenario de sus paseos la avenida de Ramón Ferreiro encuentra motivo para otra sorpresa. En la esquina con Marina Española, en la acera del hotel al que, pese a todo, aún se le sigue llamando gran hotel, encontrará una columna cuyo sentido no es fácil adivinar. Tiene un aire de pieza, de columna, de arquitectura fascista. Seguramente no lo es, pero un aire sí tiene. Su única misión parece ser soportar una placa con el nombre de la calle y ayudar a que a su alrededor se acumule la basura. Y pintadas, claro, porque se presta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Cuerpos extraños en el paisaje urbano