La A-8, reabierta tras un corte de más de siete horas en su tramo negro

La niebla obligó a cerrar el tramo de Lourenzá a Abadín a las cuatro de la mañana


Vilalba

La A-8 está reabierta al tráfico en su tramo negro, los 16 kilómetros que van de Arroxo (Lourenzá) a A Xesta (Abadín), desde poco antes del mediodía. Unas siete horas antes, a las cuatro de la mañana, se cerró a la circulación debido a la niebla que, una vez más, era especialmente intensa en la zona. El entorno del Fiouco (A Pastoriza), el de mayor altitud de todo el trazado de la transcantábrica con sus 698 metros de altitud, volvió a presentar problemas de visibilidad que obligaron a cerrar esos 16 kilómetros.

La alternativa fue la de siempre, la carretera N-634, que durante la mañana tuvo una circulación intensa en algunos momentos, sobre todo hacia la costa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La A-8, reabierta tras un corte de más de siete horas en su tramo negro